¿Cómo combatir el dolor de la regla? Alternativas a los fármacos

No hay dos mujeres iguales y por lo tanto no hay dos mujeres que vivan su menstruación de la misma manera. La llamada dismenorrea, o dolor menstrual, no es un hecho generalizado y tampoco se vive con la misma intensidad. Sin embargo, en lo que casi todas coincidimos es en las soluciones que buscamos, casi siempre farmacológicas. Pero, ¿es que hay otro modo de convivir con el dolor menstrual?

Para Sonia Encinas, sexóloga experta en mujer y género,  la respuesta es un rotundo sí. “Cuando hay un dolor o molestia en nuestro cuerpo, éste nos está dando una valiosa información, que silenciamos a través de los medicamentos. Esto no quiere decir que cuando nos duela no podamos tomar un antiinflamatorio, por ejemplo, pero es bueno que nos paremos a escuchar nuestro cuerpo, reflexionemos y tomemos medidas”.

¿Y qué medidas podemos tomar al respecto? Algunas tienen que ver con nuestros hábitos de vida, por ejemplo, con la alimentación. “Cada vez hay más estudios que relacionan nuestros hábitos alimenticios con los dolores menstruales”. Así, una idea a tener en cuenta, si no queremos abusar del ibuprofeno, es “tomar alimentos con propiedades antiinflamatorias como el jengibre, el ajo, la cebolla, la manzanilla o la piña, entre otros. Y evitar alimentos pro inflamatorios como los lácteos, los procesados, el exceso de sal o los fritos, el azúcar blanco, además de evitar excitantes como la cafeína/alcohol”.

Lying down and sad

El estrés también puede ser parte del problema. “No somos conscientes de hasta qué punto el estrés intoxica nuestro cuerpo, lo que se traduce en un montón de tensiones en el mismo”. Eso incluye también la zona pélvica, “me gusta explicarlo con la imagen de un puño cerrado fuerte, porque en la gran mayoría de los casos es lo que se aplica: Cruzamos las piernas, tensamos los músculos del cuerpo… ¡y con esa tensión, es normal que suframos dolor intenso!”

Como remedio, parece que realizar ejercicio moderado, por ejemplo a través del yoga, puede ser una buena solución.  “El yoga es fantástico para esto, porque nos da conciencia corporal y alivia las tensiones, pero sobre todo las asanas de apertura de caderas, que liberan y relajan toda la tensión pélvica, son increíblemente efectivas para paliar los dolores menstruales. También algunos masajes, como por ejemplo, coger una pelota del tamaño de una mandarina y sentarnos sobre ella para masajear suavemente en círculos la zona del perineo”, aporta Encinas.

Por supuesto, otra forma de paliar el dolor menstrual es la actividad sexual. “Siempre que se disfrute del sexo de forma plena, la liberación de endorfinas durante el orgasmo, además de las contracciones que se producen (que alivian la tensión de la zona pélvica) son súper beneficiosas y ayudan paliar los dolores ¡no hay mejor remedio natural!”. Pese a ello Encinas, matiza que “cada mujer es un mundo y si no les gusta practicar el sexo durante la menstruación y no consiguen relajarse, podrían sufrir el efecto contrario: más tensión, estrés… y por tanto más dolores”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:


Click aquí para cancelar la respuesta.