¿Una app que sustituye a la píldora anticonceptiva?

Que si te sientes hinchada, que si disminuye el deseo sexual, que si salen manchas, que si provoca cambios de humor… Tras sufrir uno o varios de estos problemas, algunas mujeres optan por descansar de tomar la píldora. Esto mismo decidió Elina Berglund y así se le ocurrió crear la primera app certificada para ser utilizada como un anticonceptivo.

A los 32 años dejó su trabajo como física en el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) -en el que participó en el descubrimiento del Bosón de Higgs, por ejemplo- para desarrollar el algoritmo de Natural Cycles (para iOS y Android). Y le salió bien la aventura.

Esta aplicación para el control de la natalidad fue aprobada por Tüv Süd, el organismo perteneciente al departamento de salud alemán encargado de certificar nuevos fármacos y dispositivos médicos. Consiguió esta aprobación por la eficacia mostrada en los estudios clínicos. El conocido Instituto Karolinska de Suecia también lo avala. Dice que es tan eficaz como la píldora para prevenir el embarazo, con la ventaja de que no produce efectos secundarios.

Se basa en la medición de la temperatura basal

Natural Cycles se basa principalmente en la medición de la temperatura basal (cuando se está en reposo), el parámetro más fiable para saber si una mujer está en los días fértiles, que son seis en cada ciclo. Después de la ovulación, la temperatura del cuerpo de la mujer se eleva entre 0,2 y 0,5 grados centígrados, por los cambios en el nivel de la hormona progesterona.

app2

Para cumplir con su cometido, la app también se puede basar en la medición del nivel de LH (hormona luteinizante), ya que es el otro indicador más preciso para conocer la ventana de fertilidad, explican en la web. Es una prueba opcional (y recomendable para más eficacia), que se realiza a través de la orina con una tiras especiales para ello (se compran en la farmacia o a través de su web).
La usuaria de la app debe medirse la temperatura todos los días a primera hora de la mañana antes de levantarse de la cama. Se necesita un termómetro basal (de dos decimales), que se puede adquirir a través de la web (no vale el de medir la fiebre).

Se coloca debajo de la lengua, lo más atrás posible y se pulsa el botón para encenderlo. Una vez tomada, se registra el dato en la app y el sistema analiza y calcula qué días puedes hacer el amor sin preocuparte por quedarte embarazada y los que no, en función del color que aparezca (los verdes vía libre, los rojos, prohibido, ese día existe riesgo de embarazo y toca abstenerse de copular).

Aparte de evitar los inconvenientes de los sistemas hormonales, este método anticonceptivo permite a la mujer, además, planificar un embarazo y conocer mejor su propio cuerpo (cuánto dura su ciclo menstrual, por qué cambia el flujo vaginal…). Sin embargo, al basarse en la medición de la temperatura basal no es un sistema recomendado para jovencitas, sino para mujeres que tengan una relación o cierta edad, porque, como la píldora, no es seguro al 100%.

La app cuenta ya con 150.000 usuarias. Es gratuita pero su utilización no: va asociada a un servicio de suscripción con un coste al mes de unos 6 euros.

Click aquí para cancelar la respuesta.