Un hombre duplica el tamaño de su pone inyectándose testosterona directamente en él

Debido a que padece hipogonadismo, el miembro viril de un hombre medía apenas cinco centímetros. Sin embargo, tras inyectarse testosterona, dobló su tamaño.

La testosterona es la responsable de la aparición del vello y de que los órganos sexuales del hombre se desarrollen. Esto ocurre en la pubertad y, una vez que esta termina, el órgano viril no crece más. Por ello, si se desea aumentar el tamaño del pene utilizando testosterona una vez acabada la pubertad, éste crecerá como mucho un centímetro, es decir, una diferencia mínima. Sin embargo, hay excepciones.

Un hombre pakistaní de 34 años tenía un pene excesivamente pequeño: apenas le medía cinco centímetros. Era similar al de un niño pequeño. Además, tampoco tenía ni barba ni vello en el cuerpo. Todo esto se debe a que padece hipogonadismo, una enfermedad que le impide generar testosterona. Como su vida sexual estaba lógicamente limitada, el hombre decidió ir al médico y éste le aconsejó inyectarse testosterona directamente en el miembro.

Finalmente, tal y como explica la revista British Medicine Journal, el individuo consiguió un pene de nueve centímetros y medio tras inyectarse la testosterona en él durante nueve meses. Está claramente por debajo de la media, pero es un aumento considerable y por fin podrá llevar una vida sexual normal y corriente.

Click aquí para cancelar la respuesta.