¿Un concurso de micro penes en Usa?

Todos hemos oído hablar alguna vez de concursos curiosos (atrapar quesos que van rodando montaña abajo, otro de cargar a la espalda con la esposa, lanzamiento de móviles o de huesos de aceituna, uno de comer insectos…), en fin, cosas sesudas dignas de filósofos nórdicos que a veces se cuelan en los telediarios. Aunque seguramente la competición que hoy tratamos no vea la luz en el prime time. Nos referimos a un pequeño concurso (y lo de pequeño no es un adjetivo elegido al azar) que se celebra en un bar de Brooklyn, Nueva York: el Smallest Penis in Brooklyn Pageant. O sea, el concurso de penes más pequeños.

El certamen se celebra en el King’s County Bar de Bushwick, en el centro del barrio: se premia el mejor micro-pene (entiéndase el más pequeño), pero también se valora el gracejo y desparpajo en el escenario, que de primeras debe ser bastante para prestarse a asistir a este tipo de competición.

pixeladaok

Pero vayamos por partes, ¿qué se considera un micro-pene? Se denomina microfalosomía el tener un pene con menos de 7 centímetros en erección. Así que en este bar de Nueva York se reúnen hombres con miembros de estas dimensiones, o menores, aparte de drag-queens y otras animaciones para mantener el ambiente caldeado. Se servían por ejemplo, Penis Colada, cuyo color pueden deducir tratándose de un concurso de penes, aparte de que toda la decoración era una oda al falo.

postersi

Los concursantes salen al escenario, ligeritos de ropa (o sea, con un taparrabos cubriendo las partes en cuestión), se presentan (ninguno con su nombre real), actúan y acto seguido, los jueces (a menudo mujeres) deducen las medidas “del asunto”. El ganador se lleva, además de una tira al más puro estilo Miss Universo (un pelín más discreta), 500 dólares, un trofeo en forma de pene gigante y el aplauso del público reconociendo su valentía y hombría al atreverse a mostrarse públicamente en una sociedad que valora, sobre todo, las grandes dimensiones de los miembros viriles.

El ganador de la última edición se llama Taylor, alias Puzzlemaster, que cuenta con su propio canal de youtube: confesó que fueron sus amigos quienes le animaron a participar.

Lamentablemente y de momento, no habrá más concursos de micro-penes, al menos en este establecimiento americano, ya que cerró el año pasado. Desde aquí sin embargo, lanzamos la idea que puede ser recogida por supuesto, por cualquier hostelero nacional.

(Fotos de Orgasmatrix).

Click aquí para cancelar la respuesta.