Un 14% de los azafatos y azafatas admite haber tenido sexo con algún pasajero

Se trata probablemente de una de las fantasías más tradicionales: la de encerrarse en el baño con la atractiva azafata o el guapísimo azafato. Un informe publicado recientemente confirma que se cumple con más frecuencia de lo que podíamos imaginar: un 14% de los tripulantes de cabina admite que no ha podido resistirse a los encantos de alguno de los pasajeros del avión.

Otro de los datos más picantes de esta encuesta, realizada por Jetcost, tiene que ver con la relación entre trabajadores. Tres de cada diez aseguran haberse acostado con algún compañero de vuelo (dato al que hay que sumar los que probablemente no se atrevan a admitirlo, claro). Una escena que hemos visto repetirse en la pequeña y en la gran pantalla en repetidas ocasiones, y que hasta ahora considerábamos ajena a la realidad.

Parece que saltarse las reglas a miles de kilómetros de altitud resulta irresistible para la gran mayoría de encuestados: en concreto, para un 89%. Sin embargo, sólo un 7% admite haber aceptado propinas y regalos de los clientes.

El informe desvela otros datos curiosos, aunque ajenos al terreno sexual:
Por ejemplo, un cuarto de los tripulantes confiesa haber engañado a los clientes con el cambio. Y tal vez te sorprenda saber cuál es la nacionalidad que más dinero gana con las vueltas mal dadas: ¡un 29% son trabajadores alemanes! Según sus cuentas, pueden llegar a ganar con el engaño más de 500 euros cada año, frente a los 150 que se llevan los españoles.

Click aquí para cancelar la respuesta.