Tres detenidos en Madrid y Guadalajara por vender 800.000 preservativos en mal estado

Los cerca de 800.000 profilácticos habían sido enviados a destruir por defectos de fabricación, por incumplir las medidas de seguridad e higiene o por estar caducados, pero dos empleados de la empresa de Guadalajara encargada de su desaparición decidieron ganar dinero con ellos.

Ambos se pusieron de acuerdo con una tercera persona, propietaria de un almacén dedicado a la venta de stocks, que fue la encargada de su venta.

Aunque ya han sido localizada y retirada la mayor parte de los preservativos, estas tres personas han sido detenidas por un posible delito contra la salud pública, al haber puesto en peligro a cientos de compradores que los utilizan contra la transmisión de enfermedades sexuales y para evitar embarazos.

Los hechos fueron descubiertos por personal de la empresa que fabrica los preservativos. En un control rutinario en supermercados detectaron que el número de lote puesto a la venta se correspondía con la partida que había sido mandada a destruir.

Click aquí para cancelar la respuesta.