Todas las claves para un buen beso

Es difícil definir cómo es un buen beso. Quizás uno de esos juguetones, que se da después de contener un poco las ganas. A lo mejor uno de esos apasionados, que se da por sorpresa y que despierta mariposas, hasta en las partes más insospechadas. O incluso esos últimos besos, los de despedida, de los que uno querría guardar el sabor para siempre.

Puede que ése sea uno de los factores claves: el buen sabor de un beso. Un factor, que pasa, claro está, por la higiene de nuestra boca. Y es que no hay nada que incite menos al sexo que una boca sucia, y no hace falta que se haga ningún estudio científico para corroborarlo.

Sin embargo, para cerciorarnos, el doctor Juan Carlos Llodra Calvo, profesor titular de Odontología Preventiva y Comunitaria de la Universidad de Granada y director ejecutivo del Consejo General de Dentistas de España, explica de hecho que “la higiene de nuestra boca no solamente tiene una gran importancia en términos de salud, sino que lleva asociado un componente de interrelación personal.

Couple taking selfie

Aunque sobre decir que un mal aliento no es un factor atractivo, el experto va a un paso más allá e insiste en que “La halitosis o mal aliento es una consecuencia directa de la falta de cuidado bucal y una causa importante de rechazo social y de barrera en las relaciones”.

Besos más sanos

Cuidar nuestra salud bucal no solo influye a la hora de tener besos inolvidables, sino también más sanos. Y es que no hay que perder de vista que los besos también son una vía de transmisión de enfermedades, por lo que cuanto más cuidemos la salud de nuestra boca, más estaremos cuidando también de nuestra pareja.

Como expone el director ejecutivo del Consejo General de Dentistas de España, “son numerosas las enfermedades que pueden transmitirse a través de la saliva, y por lo tanto del beso”.

La más conocida, es precisamente la llamada ‘enfermedad del beso’, es decir, la monoculeosis, que tiene origen vírico, al igual que el herpes. Por otra parte, entre las infecciones bacterianas, el dentista detalla que “las más importantes son el estreptococo (que causa la caries) y determinadas bacterias que causan las enfermedades periodontales. Por eso es muy importante mantener una correcta salud oral, porque una boca enferma tiene mayor predisposición tanto a contraer estas infecciones como a transmitirlas. Es mucho más sensato cuidar su boca que renunciar a algo tan importante y saludable como es el beso”.

Una buena higiene bucal

De esta forma, para dar un buen beso, es importante que tengamos unos buenos hábitos de higiene bucal. Por eso, más allá de tirar de chicle de menta en un momento dado, lo importante es conseguir una disciplina constante.

Así, el doctor Llodra Calvo apunta a que las rutinas que debemos establecer pasan por, al menos, dos cepillados al día, mañana y noche; teniendo en cuenta cada cepillado debe ser minucioso, sin olvidar ninguna zona de la boca y durar en promedio unos 2 minutos.

Entrando más en detalle, el experto recomienda que “después del cepillado nocturno, lo ideal es proceder al uso de un cepillo interdentario, para las bacterias que se encuentran entre los dientes y que el cepillado normal no va a poder eliminar”. Igualmente, insiste en que “no hay que olvidar de limpiar bien la lengua porque también es el asiento de muchos virus y bacterias”.

Click aquí para cancelar la respuesta.