¿Tienen los millennials menos sexo?

Nacieron entre los 80 y el 2000, es decir, tienen ahora entre 16 y 36 años, y ven el mundo de otra manera, con otras prioridades, entre las que no se encuentra el matrimonio, aunque sí desean tener pareja. En una época donde triunfa el individualismo tampoco extraña que esta generación del milenio esté teniendo menos relaciones sexuales que sus padres (al menos en Estados Unidos).

Eso dice un estudio elaborado por la Universidad Estatal de San Diego y publicado en Archives of Sexual Behavior que entrevistó a unos 26.000 millennials: el 15% de los estadounidenses de 20 a 24 años nacidos en la década de los 90 no han tenido compañeros sexuales después de cumplir los 18, frente a solo el 6% de las personas nacidas en los años 60 a la misma edad. Es más, no solo son menos activos sexualmente que los baby boomers, sino que hay que remontarse a 1920 para encontrar otra generación igual de célibe.

Young people taking a selfie while eating pizza

“Las aplicaciones de citas en línea deberían, en teoría, ayudar a los millennials a encontrar parejas sexuales más fácilmente”, explica el profesor de psicología y autor del estudio Jean M. Twenge. “Sin embargo, la tecnología puede tener el efecto contrario, si los jóvenes están gastando tanto tiempo en el dating online, interactúan menos en persona y, por lo tanto, no tienen relaciones sexuales”.

Este es uno de los motivos, pero los investigadores aportan otros que también están pasando en España.

Terminar los estudios más tarde y el elevado precio de las viviendas hacen que se emancipen más tarde, o lo que es lo mismo, vivan más años con sus padres. Y en nuestro país se da otra circunstancia añadida que favorece esto, el paro.

-Han integrado en su vida el entretenimiento electrónico en sus múltiples versiones, pero especialmente los juegos de ordenador y los vídeos. Hasta el punto de que la tele ha pasado a un segundo plano.

-Cada vez se difunde más información sobre las enfermedades de transmisión sexual y de los riesgos que conllevan algunas prácticas. Esto supone que los jóvenes están más concienciados y tal vez por eso se lo piensan más a la hora de irse con alguien a la cama.

-Una excesiva cultura del trabajo.

-Miedo a involucrarse emocionalmente.

-El aumento del uso de antidepresivos que acaba con la libido.

-Maduración más tardía.

El estudio también revela que las mujeres son más inactivas que los hombres y los de raza blanca frente a los afroamericanos. ¿Continuará esta tendencia? Veremos.

Click aquí para cancelar la respuesta.