¿Tienen los gays más sexo que los heterosexuales?

El sexo está lleno de tópicos. Muchos de ellos son falsos, otros podrían ser ciertos y algunos siguen siendo toda una incógnita. Una de las creencias populares más extendidas es la de que los hombres gays practican más sexo que los heterosexuales. Pero… ¿qué hay de cierto en esto? ¿No se trata de un falso mito? ¿Tomar esta creencia como cierta no supone caer en tópicos rancios?

Son pocos los estudios y estadísticas que existen alrededor de este tema. Sin embargo, hemos hablado con expertos que nos han dado su visión. Coinciden en lo mismo: decir que los hombres gays tienen más sexo que los heterosexuales resulta reductivo y tópico. Hay muchos factores y matices que es importante resaltar.

El experto Denis Pascon nos cuenta que “seguramente hay una parte de la población de hombres gays que tiene mucho, muchísimo más sexo que los hombres heterosexuales”. Sin embargo, aclara que es importante no generalizar y afirma que hay otro porcentaje relevante de la población de hombres homosexuales que tiene un concepto “muy idealizado y muy heterosexual de las relaciones afectivas”. Estas personas, dice, suelen tener pareja cerrada y viven la clásica relación monógama.

Gay couple kissing

Por su parte, la sexóloga Marian Ponte cree que, en general, los hombres gays practican más sexo porque en sus relaciones “se separa más lo emocional de lo sexual, al contrario que en los encuentros heterosexuales, donde ambas cosas suelen ir más unidas”. Un mayor culto al cuerpo y la existencia de lugares específicos para tener contactos sexuales como son las saunas pueden ser, según Ponte, factores que propicien que los chicos gays tengan una mayor actividad sexual: “Se facilita mucho más el ligar, el juego. Hay más estímulos sexuales”.

La parte cultural y tradicional también podría jugar un papel importante. “En las parejas heterosexuales hay un modelo afectivo y sexual muy marcado: tener una pareja, casarse y formar una familia. La existencia de unas reglas más estándares hace que la gente heterosexual tenga menos relaciones sexuales”, explica Ponte. La sexóloga aclara que ese concepto tan clásico está cambiando: “Las aplicaciones que facilitan ligar, por ejemplo, fuera del matrimonio, están haciendo que el modelo de comportamiento afectivo-sexual ya no sea el mismo. Hay muchos más divorcios. Las personas enseguida deciden que hay más cosas en su vida. Hay más apertura y ya no hay prejuicios a la hora de hablar de sexo”.

Los gays tienen más facilidad para tener sexo esporádico

Para los expertos consultados, las aplicaciones de ligoteo se han convertido en la manera más popular de socializar y tener sexo tanto para gays como para bisexuales y heterosexuales. “A veces se practica sexo con otros fines que poco tienen que ver con el simple hecho de practicar sexo sin más. Por soledad, por ejemplo, o por sentirse incapaces de tener relaciones afectivas”, explica el psicólogo Pascon. Según Ponte, los hombres gays tienen más facilidad para tener sexo esporádico: “suelen tener muchas relaciones sexuales antes de establecer vínculos afectivos, al contrario del patrón que se suele dar en las parejas heterosexuales”.

En el mundo gay, aplicaciones como Grindr facilitan el tener relaciones sexuales de forma rápida y directa. Pascon afirma que, en los casos más extremos la sexualidad acaba convirtiéndose en un problema: “hablamos del fenómeno de la adicción al sexo o de casos en los que se suma el sexo al uso de sustancias para desinhibirse, como ocurre con el chemsex”.

Pascon nos habla del otro extremo, el de hombres gays que, en lo referente a relaciones sexuales, “parecen tener un control incluso excesivo y ciertos mecanismos de inhibición, diciendo frases como ‘somos gays, pero somos normales’”. Aclara que son personas “excesivamente expuestas a las campañas homofóbicas de los años ’80 y ’90 sobre la transmisión del VIH, algunos de los cuales con cierta homofobia interiorizada, y que evitan las relaciones sexuales, obsesionándose con los posibles riesgos de contraer enfermedades”.

Pero lo más importante, destaca, es que cada vez son más los hombres gays que viven el sexo para disfrutarlo. “¿Puede ser que tengan más sexo que los heterosexuales? A veces sí. Simplemente intentan buscar una manera sana y totalmente personal de vivirlo. De ahí las parejas abiertas, semi-abiertas y flexibles. Los gays hablan mucho de sexualidad y seguramente en este sentido tienen menos inhibición que los colegas heterosexuales”.

Click aquí para cancelar la respuesta.