¿Te puedes poner un piercing en el clítoris?

Te gustan los piercings y de hecho, tienes alguno. Pero te estás planteando hacerte uno en tus partes íntimas, en concreto, en el clítoris. Y todo son preguntas, claro está: ¿se puede hacer? ¿duele más que en otras zonas? ¿hay que tener algún cuidado especial una vez realizado?

En la zona genital femenina se pueden realizar distintos tipos de piercing aunque ello vendrá determinado por la fisionomía de la vulva (como ya lo hemos dicho en alguna ocasión, al igual que no hay dos penes iguales, lo mismo sucede con las vulvas). Es decir, si el piercing en los labios mayores se hace, a lo mejor tu forma de labios no lo permite. Por eso conviene informarse antes debidamente…

Grosso modo en la zona íntima de la mujer se pueden llevar a cabo varios: el denominado piercing Cristina, que se lleva a cabo en el Monte de Venus (se extiende desde donde se juntan la vulva y los labios mayores hasta el monte de Venus); piercing de los labios mayores, de los menores, etc. Y ahora vamos con la cuestión que titula este artículo: ¿te puedes poner un piercing en el clítoris? Pues sí, y según nos cuentan en una tienda de tattoos y piercing, es uno bastante solicitado por las chicas.

Es un piercing más común de lo que pueda pensarse

El piercing del prepucio del clítoris es uno de los más comunes: se puede elegir entre dos tipos, el vertical y el horizontal. ¿En qué consiste? Lo que se perfora es el prepucio del clítoris, no el clítoris en sí, sino el pliegue de la piel que lo recubre. En función del que elijas, se coloca un aro o una barra en la posición deseada en el capuchón del clítoris.

Jewelry for piercing

Pero vayamos a una cuestión que sale de forma recurrente cuando tratamos estos temas, ¿un piercing genital aporta más placer al sexo? En esto, hay voces enfrentadas: mientras unos defienden que sí, otros dicen que es una mera cuestión estética y como tal, al sentirte más guapa, te sientes más deseada y eso influye después en el acto. Aunque si tu pareja es un amante de los piercings está claro que llevar uno en esa zona atraerá especialmente su atención. Está claro que el piercing tiene una función estética pero mucha gente que decide hacérselo en esta zona lo hace también pensando en el placer
Algunos expertos afirman que el piercing vertical del prepucio del clítoris sí que aumenta la intensidad de la excitación, mientras que el horizontal estimula el clítoris muy poco. Pero ojo: si la mujer tiene un clítoris muy sensible, la estimulación del piercing vertical puede llegar a ser demasiado fuerte y acabar molestando. En todo caso hay más acuerdo sobre que una perforación en esta zona en concreto sí aporta estimulación sexual, más que en otras partes de los genitales.

Nuestro consejo, si te estás planteando uno, acude a un especialista del que conozcas sobradas referencias: recuerda que entre un 10% y 20% de los piercings pueden generar una infección local y puede haber rechazos. No decimos que vaya ser tu caso pero no está de más ser prudente y más tratándose de tus partes íntimas.

Click aquí para cancelar la respuesta.