Te ha puesto los cuernos con tu mejor amiga, ¿y ahora qué?

Le has pillado en una infidelidad. O te lo ha dicho él porque el asunto le recomía y no se sentía cómodo. Sea como fuere, el bombazo es cuando te enteras de que ha sido con tu mejor amiga. Y en ese momento, como es lógico, te hierve la sangre: por la doble traición, la de tu pareja y la de quien tú considerabas tu mejor amiga. ¿Qué hacer? ¿romper tu relación y tu amistad? ¿perdonar? Hablamos con Raquel Graña, quien nos ayuda a encontrar alternativas.

“Ahora solo hay dos alternativas: hablarlo para llegar a un acuerdo y seguir adelante, o dejarlo. Para ello debes pensar realmente si tu pareja está arrepentida, qué ha sucedido o si queréis ambas partes tener una relación abierta (con protección – preservativo, con todo el mundo). Lógicamente vas a pasar por un periodo de duelo, por sentirte traicionada por ambos, pero tú tendrás que decidir qué te compensa más: dejar a los dos o hablar con ellos para ver qué ha sucedido”, explica la experta.

Romper es el camino menos abrupto

Si te decantas por romper las dos relaciones, será doloroso pero es un camino menos abrupto que el de dar una segunda oportunidad: pasarás tu duelo pero habiendo dejado de lado esas dos personas. Evidentemente, la elección es solo tuya y tú debes valorar pros y contras y qué te cuesta más o menos.

Cheater caught in act by angry wife

“Si, por el contrario, estás dispuesta a escucharlos, muestra mucha atención a los mensajes que te transmiten. Igual te das cuenta de cosas que son importantes para la relación o que han sucedido y ni siquiera os habéis dado cuenta. En sexología siempre priorizamos la comunicación en pareja desde el primer momento, por lo que antes de irse tu novio o novia con otra, debería hablar contigo sobre qué está sucediendo y cómo mejorarlo (eso sería lo idóneo, evidentemente.

Debes escuchar también a tu amiga, que por algo era considerada hasta este momento “mejor amiga”, es la otra pata de la historia que debes tener en cuenta si optas por conservar ambas relaciones.

“Si optas por la segunda opción, debes saber que es un proceso de curación difícil y largo, que no sucederá de un día para otro. Para ello, ambos deberán mostrarte su apoyo, comprensión y estar dispuestos a que recobres la confianza poco a poco. No será fácil porque siempre desconfiarás o tendrás la “mosca detrás de la oreja”, por lo que mucha gente prefiere dejarlo, pero todo depende del acuerdo al que lleguéis y de lo que todos busquéis en la relación”, continúa.

En todo caso, si te decantas por este camino lo sano para tu salud psicológica y para la salud de la pareja es que poco a poco, con el paso del tiempo, la mosca tras la oreja desaparezca y vuelvas a recobrar la confianza completamente.

Click aquí para cancelar la respuesta.