¿Te conviene una relación puente?

Seguro que te suena: se ha terminado una relación, la persona lo está pasando mal, lo que comúnmente se conoce como el duelo, y se embarca, sin haberlo pasado, en otra relación. Por los motivos que sean, porque conoció a alguien y por qué no; porque siente terror de sentirse solo/a; porque piensa que la mancha de una mora con otra verde se quita… Lo que sea. Sabe desde el principio que no se va a enamorar de esa persona que llega a su vida, que tiene el corazón roto de momento pero aún a sabiendas, se mete de lleno. Son las denominadas “relación-puente”, que permiten pasar de una persona a otra y tiro porque me toca. Quizás lo hayas vivido siendo tú el precursor de esa relación o te haya tocado ser el puente. Pero, ¿conviene tener este tipo de relaciones? ¿son saludables?

Lo primero que hay que decir es que el duelo hay que pasarlo, o sí o sí. Saltar de una rama a otra, como si fuésemos un mono, para evitar caernos al suelo, no es muy recomendable: no pasa nada por estar solteros, de hecho es lo más aconsejable cuando uno/a tiene las heridas abiertas de una relación anterior. Porque para dar lo mejor a la siguiente persona conviene estar entero. Necesitas tu tiempo para reconstruirte, para llorar, para lamerte las heridas y además, es muy positivo recapacitar sobre lo vivido y aprender de ello: y si esto lo haces con “ruido”, es decir, con otra persona a tu lado, el proceso estará inacabado. Y todo esto es por ti, pero hay otro implicado en este pack, el/la que hace de puente, porque no es muy justo para él/ella, sobre todo si aspira a algo más de vuestra relación.

Couple cuddling together touching each other nose laughing

“Desde el punto de vista de matchmaker y también a modo personal, a lo largo de mi experiencia he podido comprobar que, aunque sea sin querer, en algún momento de nuestras vidas todos tenemos “relaciones puente”.  Y no es nada malo porque no se puede, ni se debe, pasar de una relación súper intensa y duradera a otra y así sucesivamente toda la vida”, explica Verónica Alcanda .
Lo que está claro es que es aconsejable que quien inicia esa relación (la persona que tiene un estado emocional afectado por una ruptura), debiera aclarar a la otra parte que no es nada serio, que se trata de una relación pasajera. Para evitar sorpresas desagradables en un futuro…

¿Es conveniente entonces este tipo de relación? “Pues depende del momento en el que te encuentres. “Si lo que buscas es pasar el rato sin mayor expectativas, te da igual tener una relación puente. Incluso puede que con el tiempo esa relación pase a algo más serio”, añade.
Pero, “si eres tú quien hace de puente y no estás en ese momento vital, es muy probable que al final sufras porque en el fondo esperas que la otra persona cambie de estado emocional y construyáis algo sólido juntos”, aclara.

Así que, si te estás enganchando mucho a esa persona “emocionalmente no disponible”, es mejor que cortes antes de sufrir. Y si te estás planteando una relación-puente con alguien, medita antes sobre cuáles son las razones que te llevan a quererla. Quizás necesites auto-explorarte y acabes entendiendo que es mejor, simplemente, dejar pasar el tiempo en solitario. que

Click aquí para cancelar la respuesta.