¿Te apuntas al primer restaurante para cenar desnudos?

Londres es una ciudad muy abierta, son muy dados a montar experiencias varias como una forma de entretenimiento. Por ejemplo, el año pasado abrieron una instalación, Alcoholic Architecture, en la que proponían ingerir alcohol (es decir, ponerte ebrio) sin beber, sino de forma inhalada. También son expertos en los bares temáticos, como el ABQ, inspirado en la famosa serie Breaking Bad, habilitado en una caravana-laboratorio idéntica a la utilizada por el protagonista para crear la metanfetamina.

Este verano, Londres vuelve a ser pionera con la apertura del primer restaurante nudista del mundo. Impulsado por los mismos creadores de ABQ, The Bunyadi invita a sentir “la verdadera liberación”, según Sebastian Lyall, fundador de la iniciativa. La idea es que los comensales vuelvan a la época de nuestros ancestros, a los tiempos en los que “todo era fresco, libre y sin adulterar”, esa en la que nuestros antepasados iban semidesnudos con sus taparrabos.

mesas2

Quieren que todo sea lo más natural y rudimentario posible. Que disfruten de la noche y experimenten “sin impurezas ni productos químicos, ni colorantes artificiales, ni electricidad, ni gas, ni teléfonos, ni ropa si lo desean”, explica Lyall. Como no es obligatorio desnudarse, el restaurante estará dividido en dos zonas, una para nudistas y otra que no.

mesas

Para evitar miradas ajenas y dar un ambiente más privado y cálido, las mesas estarán separadas por una especie de biombos de bambú y la iluminación provendrá de unas velas. Otra zona está reservada a vestuarios para cambiarse y cajas fuertes para dejar las pertenencias. Para que no vayas mostrando tus partes por ahí hasta llegar a la mesa, con la entrada te proporcionan una bata que te quitas para cenar y la dejas doblada sobre el asiento (como medida de higiene, suponemos). Los camareros no van desnudos, pero casi. Por supuesto, está prohibido tomar fotografías, algo imposible si no te dejan cenar con nada que huela a tecnología pero, por si acaso, lo advierten.

La comida la cultivan ellos. Habrá dos menús, uno vegano y otro no, cocinados en un horno de leña. Para lograr ese entorno primitivo y natural, las mesas y los asientos se asemejan a troncos de madera, la vajilla es de barro hecha a mano y los cubiertos comestibles. No hay nada de plástico ni metal ni van a utilizar electricidad o gas.

The Bunyadi (la palabra en hindi significa “fundamental”, “base” o “natural”) estará ubicado en el centro de Londres y se inaugurará en junio. Acogerá a 42 personas por turno, pero tal vez ya esté completo para todo el verano: ¡hay una lista de espera de más de 37.000 personas!, como refleja un contador en la web (apostamos a que un buen número practica el modo de vida naturista).

Así que si vas a viajar a Londres las próximas vacaciones y te apetece vivir algo distinto, debes reservar ahora mismo. Cuesta entre 55 y 65 libras (unos 70-80 euros). Si no, siempre puedes montar una party similar en tu propia casa, aunque ahí sí que corre el peligro de que la cena derive en orgía.

Click aquí para cancelar la respuesta.