¿Te apuntarías a un crucero para swingers?

Ya hemos hablado en alguna que otra ocasión en El Sextante sobre los swingers, bien sea contando cómo son los locales de intercambio o hablando de hoteles para ellos. Sin embargo, no habíamos abordado las ofertas de ocio que existen para los amantes de “compartir” pareja y los cruceros de lujo son una de ellas.

¿Un crucero solo apto para parejas liberales? Sí, existen desde hace tiempo y son varias las compañías que los ofertan, por distintas partes del mundo además, zarpando en su mayoría desde Europa o el Caribe, incluso hay uno por Alaska donde lo de ir sin ropa puede ser bastante osado, por cierto.
¿A quiénes están abiertos estos cruceros? Pues básicamente a parejas swingers, a amantes del entorno liberal, y en algunos se da acceso también a singles, pero en número bastante inferior al de parejas.

Por ejemplo, en un año justo, el 26 de septiembre de 2017, zarpará el crucero regentado por la compañía mexicana Original Group: denominado Desire Cruises, el viaje dura ocho días y los mares Mediterráneo y Adriático son los escogidos, con escalas en Italia, Croacia y Eslovenia, por ejemplo. Aunque en estos viajes los mayores atractivos no son el azul de las aguas ni las ciudades que se visiten, sino lo que pasa dentro del barco: en el caso del Desire, el navío cuenta con restaurantes, bares, casinos (hasta ahí, nada extraño para un crucero) pero también sex shops, salones eróticos y zonas 100% nudistas. En las piscinas el traje de baño también será opcional.

group of friends taking self portrait using smart phone

Suites a 11.000 dólares

A pesar de que falta un año para que zarpe, ya se han puesto a la venta las entradas, a unos precios no aptos para todos los bolsillos: entre 2.800 dólares la más económica a casi 11.000 euros la más cara. Curiosamente, las suites y camarotes más lujosos, algunos con spa, están ya vendidos, según puede verse en su web.

Pero ojo que swinger no significa abierto a todo (de hecho hay que recordar una de las reglas de oro de este colectivo, un no es siempre un no y no ha lugar a la insistencia). En las zonas públicas y restaurantes del Desire Cruise, por ejemplo, hay que ir vestidos, no se pueden tener relaciones sexuales con los miembros de la tripulación y tampoco se permite grabar.

Desire Cruise no es el único crucero del mundo de estas características: también los organizan otras compañías como Couple Cruises y Luxury Lifestyle Vacations, que organiza cruceros pero también vacaciones hot, y no solo porque la temperatura de la estación elegida sea alta… Todo un mundo de posibilidades si eres una persona de mente abierta.

Click aquí para cancelar la respuesta.