¿Subís muchas fotos de vuestro amor a redes? Pues tal vez no os amáis tanto como parece

Están de fiesta o de escapada romántica y su smartphone no para de trabajar tomando fotos y, al instante, las suben a redes sociales para mostrar su felicidad a los amigos, seguidores, contactos… Se muestran con la sonrisa “profidén”, agarraditos muy acaramelados. ¿Quién no conoce a alguna pareja que no para de compartir sus mejores momentos con el resto del planeta? Constantemente suben vídeos, fotos o simplemente comentarios de su amor. Pero, ¿son tan felices como parece o las apariencias engañan?

Pues según un estudio de las Universidades de Norhwester, Winsconsin, Harverford y Toronto, elaborado con más de cien parejas en la red social Facebook, los novios que continuamente bombardean a otros con su felicidad en las redes sociales, no significa que esa relación marche viento en popa: lo hacen más por la presión social que por propia satisfacción, dicen los investigadores.

“Las parejas inseguras sobre sus relaciones sentimentales son las que más suben fotos y publicaciones, en exceso. Las parejas que son sólidas, exitosas y felices, generalmente, no publican diariamente su vida amorosa por internet, porque son más seguras”, explican. Con esta práctica buscan la validación de su relación de otras personas en los medios sociales.

man with a smartphone and word like

Otro estudio de la Albright College, también llevado a cabo con la red social Facebook, sugiere que las personas con un nivel elevado de Autoestima Contingente en las Relaciones (RCSE, por sus siglas en inglés), -que es una forma poco saludable de autoestima, ya que depende de lo bien que vaya su relación-, también son más propensas a publicar contenido afectuoso en su muro. “Sienten la necesidad de mostrar a los demás, y tal vez a sí mismos, que su relación está “bien” y, por lo tanto, ellos también están bien”, puntualizan.

A pesar de estas investigaciones, está claro que habrá parejas a las que les vaya tan bien como reflejan sus instantáneas y que realmente disfruten y quieran compartirlo con los allegados. Y al revés, muchos novios no publican nada en redes sociales y lo suyo tampoco funciona. Así que al final cada cual que actúe como quiera. Eso sí, cuando vuelvas a ver en redes sociales a una pareja amiga en actitud cariñosa y más dulce que un donut, no te creas todo lo que veas.
Es más, incluso aún puedes ser más feliz sin entrar en las redes sociales. Al menos eso dice un estudio del Instituto de Investigación de la Felicidad de Dinamarca: hicieron un experimento en el que un grupo desinstalaba la aplicación de Facebook durante una semana y dijeron sentirse menos solos y estresados y tener mayores niveles de satisfacción con la vida y concentración que el resto de participantes que siguieron utilizando esta red social. Sí, porque a veces ver lo felices que son otras personas, aunque pueda ser apariencia, hace que nos comparemos con ellos y aumente nuestra insatisfacción. Te invitamos a que pruebes también esa desconexión, a ver qué pasa.

Click aquí para cancelar la respuesta.