Stop alarmas: empieza el día con un orgasmo

Cuando estás en la cama tan a gustito y suena la alarma del despertador, te dan ganas de darle un golpe y aplastarlo. ¿A que sí? ¡Qué ruido, qué horror! Y, sin embargo, no podemos prescindir de este aparatito.

despertadorinterior

El momento hora de levantarse cuesta algo menos con música, cierto, pero te proponemos empezar el día con una sensación agradable, nada irritante como sucede con el insistente pitido: gimiendo de placer con la ayuda de Little Rooster (pequeño gallo, tiene guasa el nombre). Este vibrador-despertador está orientado a mujeres y próximamente se venderá la versión para hombres, actualmente en desarrollo.

El funcionamiento del gadget es muy simple: al acostarte, lo programas para que se active a la hora que quieras, lo introduces en las braguitas, duermes con él puesto y cuando llega el minuto señalado, comienza a vibrar suavemente para estimular el clítoris y los labios. La vibración se incrementa de forma progresiva (cuenta con 30 niveles, 27 de ellos silenciosos). Para adaptarse a todas las intensidades, el ingenio se comercializa en dos versiones, una más light y otra más potente, Little Rooster S, que además viene con un bloqueo para cuando viajes con el dispositivo. Una carga de batería dura tres horas.

¿Fácil, eh? Efectivo, eso ya no lo sé. Si nos fijamos en las ventas de la tienda online, es probable que sí: está agotado. Si leemos los testimonios de los usuarios en la web, también, claro. Aunque varios de ellos no lo utilizan para despertarse, sino en situaciones cotidianas: “Mi mejor amigo me dio el Little Rooster como regalo de bodas con una nota que decía: “Para que lo utilices en tu luna de miel”. Bueno, pensé, no tengo mucha necesidad de ello. Pero lo usé durante las cenas románticas, lo programaba para que se activara durante el postre mientras estábamos sentados viendo la puesta de sol en la playa. Creo que los camareros deben haber pensado que no había tomado creme brûlée en meses”.

Sí, en efecto, este uso recuerda a la escena del restaurante en la peli “Cuando Harry encontró a Sally, con Meg Ryan y Billy Cristal.

Algunas mujeres lo utilizan como vibrador para el calentamiento previo a la relación con su chico. Otra explica que se lo puso una vez 20 minutos antes de una cita con un chico de Tinder y “me hizo sentir muy traviesa, sentada en un café rodeada de gente con un hombre que acababa de conocer, él no se daba cuenta de que no podía concentrarme en lo que decía”.

Pero, independientemente de dónde y cuándo lo emplees, ¿qué pasa si no te gusta, qué haces con él? Propongo incorporar sonidos y palabras divertidas (kikirikiiiiiiiii, aaahhh, aaahhh, aaahhh, ja, ja, ja!!) y una retahíla de frases motivadoras, tipo “Hoy voy a conseguir todo lo que me proponga”. Así se puede poner en la mesilla de noche como un despertador convencional, eso sí, solo apto para geeks sin complejos.

Click aquí para cancelar la respuesta.