¿Sirven realmente las apps de fertilidad?

Hay miles de aplicaciones porque cada vez utilizamos el móvil para más cosas. Y no solo eso: surgen apps todos los días porque si bien no estamos acostumbrados a pagar contenidos en la Red, sí que sin embargo pagamos por apps. Y por supuesto, no podían faltar herramientas de fertilidad dirigidas a saber cuándo es el mejor momento para quedarse embarazada. Y en su proliferación no solo influye que usemos el móvil para todo sino el retraso en la edad de tener hijos, algo que viene ocurriendo en nuestro país desde hace años.

La tecnología ayuda a controlar mejor las fechas para quedar embarazada, aprovechando los días fértiles de la mujer, que coinciden con la ovulación y los días anteriores y posteriores. Hay multitud de aplicaciones, sin citarlas todas, algunas de las más exitosas son:

Thoughtful pregnant woman looking out the window

Woman calendar: aplicación gratuita para Android, una de las destinadas a mujeres con más éxito en la Play Store. Permite controlar días fértiles, ovulación, menstruación… puedes añadir notas, estados de ánimos, etc.

Period Tracker: A diferencia del anterior, se basa en los ciclos lunares. Está diseñada para controlar el embarazo y la fecha del parto (la fecha de alumbramiento se calcula por semanas en función del ciclo lunar).

iMamá: Aparte del calendario de fertilidad, incluye control de las fases lúteas y anexos sobre cada una de las fases del embarazo.

Kindara Fertility Tracker: Otra app gratuita que permite, aparte de lo que hemos visto en otra, controlar la temperatura basal.

Quédate embarazada: Los especialistas que la diseñaron te proporcionan consejos para incrementar tus posibilidades de embarazo, además de facilitar datos estadísticos de probabilidad en función de tu estado de salud.

Éstas son solo algunas, hay miles de aplicaciones en el mercado. Pero llegamos a la pregunta del millón, ¿qué piensan los expertos sobre la utilidad real de estas herramientas? “Los resultados que dan las aplicaciones de fertilidad son teóricos y la fiabilidad a nivel práctica, es baja. Lo que hacen estas aplicaciones es calcular los días más fértiles y los menos, según los datos que introduces. Además, su margen de error aumenta cuando las mujeres que las utilizan tienen ciclos irregulares”, explica la sexóloga María Escaplez.

Click aquí para cancelar la respuesta.