¿Sirven para algo los pezones masculinos?

Las redes sociales han decido que solo los pezones masculinos estén bien vistos . Y aunque son los únicos en pasar la censura, la pregunta es si sirven de algo más allá de para lucirlos. Lógicamente, todos sabemos que los pezones sirven para amamantar, y si bien los femeninos tienen un mayor uso y desarrollo, la pregunta es si los pezones masculinos tienen algún sentido.

La respuesta está una vez más en la evolución, y es que lo que no todo el mundo sabe es que inicialmente, tanto hombres como mujeres tienen un mismo desarrollo en el útero materno, tal y como explicó en su momento  el paleoantropólogo Ian Tattersall, del Museo Americano de Historia Natural de Nueva York (EE. UU.).

Así, básicamente el feto sería algo así como unisex, hasta que a la sexta o séptima semana, el cromosoma Y, si es que lo hay, hace de las suyas y hará que se formen los testículos. Cuando estos por fin produzcan testosterona, el subidón de esta hormona masculina terminará por efectuar el resto de cambios sexuales, tanto a nivel físico como cerebral.

Sin embargo, parece que el proceso no pasa por eliminar los pezones del feto, y es que la naturaleza, que a su manera siempre es sabia, ha decidido que aunque no tengan una función biológica concreta, es decir, que sirvan para más bien poco, era más trabajoso quitarlos, que dejarlos dónde estaban. Tanto que incluso hay hombres que tienen más de dos.

Faceless male torso

Sabiendo esto, cabe preguntarse si quizás los pezones han sobrevivido, en parte, gracias a su sensibilidad.  Como apunta la sexóloga Ángela Kethor Soto  , las mamas no solo tienen utilidad en la lactancia, sino que también tienen una función sensorial, “que comparten los cuerpos de mujeres y los de hombres, gracias al órgano más grande del cuerpo humano: la piel”.

En este sentido, recuerda que “la areola y el pezón son ricos en terminaciones nerviosas, muy sensibles a estímulos táctiles y de temperatura. De hecho, el pezón puede ponerse en erecto cuando se roza o acaricia, si hace frío o si se siente excitación sexual, y ¡esto sucede en mujeres y en hombres!”.  Y es que los pezones, más allá de su función reproductiva, tienen otras muchas curiosidades .

Respecto al ámbito más sexual, “los pezones tanto femeninos como masculinos tienen una clara potencialidad erótica, son zonas de esas que se llaman erógenas“. De esta forma,  según la sexóloga, “los pezones tienen mucha carga simbólica”, puesto que las zonas erógenas, además de por la cantidad de terminaciones nerviosas, en ocasiones también se definen por el significado y el morbo que le otorgamos a esa zona, que además por lo general suele estar cubierta.

De esta forma, cabe pensar que aunque los pezones masculinos no sirvan para la supervivencia de la especie, sí que sirven para  recordarnos que todo el cuerpo es sexuado, y que a veces el placer se esconde en lugares que van más allá de los genitales. Y no solo en las mujeres.

Click aquí para cancelar la respuesta.