Siete mitos sobre la regla

Ay la mitología: nos podríamos circunscribir a la griega, a cualquier mitología nórdica, a la romana.. pero no, nos gusta acrecentar este universo de creencias sobre temas tan peliagudos como la alimentación o el sexo, que es de lo que hablamos en El Sextante. Y cómo no va a haber mitos sobre la menstruación: si a lo largo de la Historia, los genitales femeninos y el placer de la mujer han tenido más oscuros que claros, qué decir de la regla. Se ha dicho (y lamentablemente en algunos entornos se sigue diciendo) de todo. Hoy aglutinamos los siete mitos más comunes sobre la menstruación de la mano de la sexóloga Raquel Graña. Ahí van unos cuantos, ya sabes lo que puedes hacer con ellos: DESTERRARLOS.

No nos podemos duchar o bañar. Afortunadamente este mito cada vez se oye menos pero hasta no hace mucho era moneda corriente, sobre todo en entornos más rurales. Todo un cuento porque la higiene en esos días debe ser igual o mayor a la de todos los días.

No nos quedamos embarazadas durante el periodo: y esto ha supuesto alguna que otra sorpresa inesperada. Claro que puedes quedarte embarazada durante la regla: “Lo cierto es que podemos ovular igualmente”, añade Graña.

Women holding a sanitary napkin and tampon

No se puede practicar ejercicio físico: similar al punto número uno y una idea totalmente estúpida. “El ejercicio ayuda a liberar endorfinas que mitigan o disminuyen el posible dolor”, dice.

No se puede tener sexo durante la regla: “Es un momento ideal para hacerlo, porque estamos más lubricadas y ayuda a disminuir las molestias. Eso sí, siempre con preservativo”, aclara.

Se pierde mucha sangre: normalmente se pierden entre 30 y 50 ml, aunque sí hay mujeres que tienen grandes sangrados y pérdida de coágulos. La menorragia es el sangrado más intenso, que puede llegar a los 80 ml, pero depende de la mujer y en todo caso, si sucede, lo mejor es consultar al médico.

Tomar anticonceptivos durante la menstruación es malo: “Los anticonceptivos como la píldora pueden tomarse de forma continuada según algunos ginecólogos (aunque no todos lo recomiendan). Los efectos adversos son los mismos que si se tomara de forma discontinua”, comenta Graña.

Cambios de humor: no, no todas las mujeres, oh sorpresa, tenemos cambios de humor durante el periodo o emociones que se alteran.

Y así, podríamos seguir infinitamente, pero no queremos dejarlo sin nombrar el cajón de sastre de los mitos: durante la regla no puedes tocar las plantas (que se mueren), cortarte el pelo (porque deja de crecer), o hacer mayonesa (porque se corta). En los pueblos antaño, en la época de la matanza, se decía también que no podías tocar la carne de los futuros chorizos, porque se estropeaba. “Ah, y la menstruación no es AZUL como muestran los anuncios de la tele. La menstruación es sangre, es roja, y parece seguir siendo un tema tabú en la sociedad. Es importante empezar ya a naturalizarla, al fin y al cabo es algo innato a la vida de la mujer”, finaliza la sexóloga.

Click aquí para cancelar la respuesta.