Siete canciones para siete encuentros sexuales

No, no se puede practicar sexo a ritmo de ‘Buenas noches señora’ a no ser que seas Federico Trillo y en el momento álgido, interrumpas a Bertín con un sonoro ‘Viva Honduras’. Los que se vanaglorian de cuidar cada encuentro sexual saben que hay que escoger muy bien la banda sonora en función de lo que esperamos de él. Aquí siete sugerencias.

1. Para un encuentro que promete: FKA TWIGS – ‘Two weeks’.
El primer sencillo del álbum debut de la inquietante FKA Twigs, ‘LP1’, emana sensualidad de la primera a la última nota. Y es que la cantante británica mezcla pop, trip-hop, R&B y sonidos industriales, para dar lugar a algo bello e inclasificable, elegante, sofisticado, que destila sexo por los cuatro costados, de manera que no va a valer cuando la cosa va de aquí te pillo aquí te mato, o cuando no tienes ninguna intención de aprenderte el nombre de tu ‘partenaire’. Si suena ‘Two weeks’ es que vamos a por nota, es que la cosa va de seducir, de moverse, de lamer, de jugar, de sutilezas, de miradas, de susurros… Si suena FKA, en definitiva, es que va a ser un POLVAZO.

headphones symbol Valentine red heart

2. Para enamorarse: DAMIEN RICE – ‘It takes a lot to know a man’.
Cuando entra Damien en escena es que la cosa va de quererse. De hecho, no solo este tema destila emoción e intensidad, sino que todo el álbum ‘My Favourite Faded Fantasy’ es ideal para hacerlo con alguien a quien queremos, o a quien sospechamos que vamos a querer… y es que eso suele saberse prácticamente desde el principio. Con Damien –cantautor agonías-bonito por excelencia– la cosa va a fluir lenta y certera, sin prisas, y va a tratar todo el rato de hombres sensibles y de mujeres que se enamoran de ellos, entre frases como “It takes a lot to breathe, to touch, to feel… The slow reveal of what another body needs”. Pues eso.

3. Para empotrar: GUNS’N ROSES – ‘Welcome to the jungle’.
Ahora es un señor gordo que se disgusta con el servicio, pero en su día, Axl Rose fue aquel tipo al que varias generaciones de mujeres quisieron encontrarse en el lavabo de un antro un sábado cualquiera para vivir uno de esos encuentros furtivos que siempre les pasan a otras. Aquí Axl jadea fuerte al tiempo que te chilla ‘I wanna hear you scream’, en un tema trepidante, guitarrero, del álbum ‘Appetite for destruction’, perfecto para uno de esos encuentros sexuales que transcurren a un ritmo frenético, generalmente contra la pared y con los protas a medio desvestir.

4. Para bajar a los infiernos: TRICKY – ‘Hell is around the corner’.
Este tema de Tricky que transcurre entre susurros y jadeos, a ritmo de trip-hop pausadito y a dos voces, es ideal para sumirse en una tipología compleja de encuentro sexual, más extendida de lo que puede parecer a primera vista y que suele ir acompañado de unos efectos secundarios devastadores. Hablamos del polvo que no deberías echar, ese que sabes desde el principio que va a arruinarte la vida; el que, por diversos motivos, te enfrenta cara a cara con el peligro. Y es que llega un momento en que la perorata ultrasensual del músico británico te envuelve hasta a tal punto que ni te enteras de lo que te está diciendo: ‘Hell is around the corner’.

5. Para una noche de borrachera: NOUVELLE VAGUE – ‘Too Drunk To Fuck’.
Que te hablen en inglés con acento francés ya es un plus de sensualidad para muchos, y si lo hace una voz femenina la mar de sugerente que entre risitas, gemidos y un descaro absolutamente arrebatador, te cuenta que está demasiado borracha para hacerlo pero que no obstante se muere de ganas, ya tenemos el escenario ideal para un polvo entre borrachuzos, de esos que sabes cómo empiezan pero nunca cómo van a acabar. Y si acaba en tragedia a causa de los estragos que provoca del alcohol en las habilidades físicas del personal, este tema del colectivo francés Nouvelle Vague va a ayudarnos a desdramatizar una situación que, digan lo que digan, une mucho.

6. Para ellas, rockeras y liberadas: BETTY BLOWTORCH – ‘I wanna be your sucker’.
Puro rock femenino perfecto para uno de esos encuentros poco trascendentes, alegres, nocturnos, inesperados, en el que lo que te apetece es una buena dosis de sexo oral y apenas te importa demasiado con quién. Nada de largos abrazos y caricias interminables, sino puro sexo (oral, en este caso) mientras chillas a través de Betty que vas a ser tú quien lleve las riendas y que esta noche lo que quieres es ‘to be your sucker’, para acabar con un sugerente y escueto ‘Lick me’. A buen entendedor…

7. Para hacerlo en pareja: VINICIOUS DE MORAES – ‘Eu sei que vou te amar’.
Todo el disco ‘La fusa’ es de un buenrollismo instantáneo, un disco que habla de cosas bonitas y trascendentales lejos de la intensidad filotormentosa que se gasta Damian. Un disco perfecto para poner en casa mientras llenamos un par de copas de vino y aflojamos las caderas a ritmo de bossa-nova: sin prisas, sin presión, sin sorpresas, con la certeza de que ya conocemos al detalle todo lo que va a pasar a continuación, pero, qué demonios, vamos a tratar de disfrutarlo como si, por momentos, nos hubiésemos olvidado.

Click aquí para cancelar la respuesta.