Si te pasa esto, es que tu relación es tóxica

Os queréis mucho, es una relación de lo más pasional, pero hay días que te cansas de tanto altibajo, de tener la sensación de que estás en una constante montaña rusa: hoy os queréis con locura, como si no hubiera mañana; y al día siguiente tenéis una bronca monumental en la que casi llegáis a las manos.. ¿Te suena todo esto? Si es así, cuidado, que a lo mejor estarías metido en una relación tóxica, de esas que hacen mucho daño y de las que cuesta Dios y ayuda salir. Si en tu relación pasa lo siguiente quizás debieras plantearos pedir ayuda.. o directamente, cortar:

El pasado es una losa: siempre estáis hablando de alguno de vuestros “exes”. Que si él hacía esto o aquello, que si ella tal y cual, que si tenías más detalles con él o con ella… Se os van las energías y los días en reprocharos lo que ya no existe pues ya pasó, pero os da igual: entráis en una vorágine sin fin echándoos cosas en claras. Total, para no llegar a ningún puerto.

Celos y posesión: le recriminas que haga cosas con sus amigos y que te deje sola (aunque tú también las haces con tus amigas). Estás constantemente en estado de alerta cuando ella pasea por la calle y otros hombres la miran. Desconfías: ¿qué haría anoche cuando salió? ¿realmente es solo una amiga como dice? Y con las redes sociales, la cosa va a peor: ¿por qué le habrá dado a me gusta a esa foto? ¿quién será ese con el que tanto habla? ¿tendrá un lío? Chicos: la base de una pareja es la confianza. Si esta no existe y estáis constantemente controlando al otro, primero, tenéis un problema de seguridad en vosotros mismos. Y segundo, quizás habría que pedir ayuda o pasar a otra cosa.

Man neglecting his girlfriend and using his mobile phone in bed

Las broncas son constantes: no es que tengáis una discusión de vez en cuando, algo del todo lógico en una relación. Es que la bronca es el pan de cada día, o de cada semana: tanto es así, que habéis hecho de ella un arte y estás acostumbrada/o.

Estás desganado de la relación pero al mismo tiempo, no quieres dejarlo. Solo pensarlo te dan vértigos: ¿qué harías sin él/ella? Aunque al mismo tiempo, cada vez más te da todo igual (o eso al menos es lo que dices a los amigos). Te da la impresión de que estás perdiendo tu tiempo pero tampoco te harías sin él/ella. O eso piensas.

– Dices estar enamorada/o pero te mueres por los huesos de cualquier otro/a que se presente en tu camino.

Uno de los dos (o los dos) tiene comportamientos infantiles. Por ejemplo, chantajes emocionales, utilizar el sexo como moneda para conseguir algo, dar celos gratuitamente (a sabiendas de que el otro/a lo es), etc.

Ninguno de los consejos de tus amigos te servirá de nada: está demostrado que es uno mismo el que decide cambiar las cosas en su vida. En todo caso si interiormente eres consciente de todo lo anterior y sospechas que tu relación es tóxica, debieras plantearte pedir ayuda a un profesional que os ayudara (a ambos) a salir de esa situación. Tu corazón y tu cabeza te lo agradecerán.

Click aquí para cancelar la respuesta.