Sexo o videojuegos: ¿qué es mejor para librarse del estrés?

Uff, últimamente estás para el arrastre. Los exámenes o el trabajo te provocan una ansiedad terrible y al final de la jornada no te aguantas ni tú. ¿Cómo manejas estas situaciones? ¿Cuál es tu estrategia de relajación? Esto mismo han preguntado investigadores de la University College of London a 251 hombres y 240 mujeres. Y, como os podéis imaginar, las respuestas varían mucho entre sexos y algunas sorprenden: los chicos prefieren los videojuegos al sexo para desahogarse. Echarse una partida al FIFA, Call of Duty o al LoL (League of Legends) parece más efectiva que echarse un polvo, a tenor de las respuestas.

Un tercio de los hombres manifestaron calmar esta ansiedad frente a la consola, mientras que solo un 27 % eligió el sexo o ver porno. La primera opción para ellos es hablar con los amigos (74%). En lo que se refiere a mujeres, solo un 18 % optaron por los videojuegos y solo un 11 % por el sexo. ¿Sabéis como actúan la mitad de las féminas? Pues lo resuelven atacando la nevera, frente a menos de un tercio de los hombres que marcaron esta casilla. Ellas se decantaron también por actividades como leer libros de autoayuda y hacer manualidades antes que por copular.

Gaming game play video on tv or monitor. Gamer concept.

Al parecer, entretenerse con la consola o el móvil es una forma más efectiva de desconectar mentalmente del trabajo y de los problemas. La necesidad de controlar el juego, la interactividad y el entorno inmersivo contribuyen a recuperarse del estrés, dicen los investigadores. Numerosos estudios concluyen que entretenerse con juegos digitales libera el estrés, incluso en los niños y también como forma de canalizar la ira.

El sexo también es un gran aliado para quitar estrés. Como sucede con el ejercicio físico, hacer el amor libera endorminas (la hormona de la felicidad). Eso sí, para de verdad eliminar la ansiedad, se debe practicar el sexo a diario al menos durante dos semanas. Se ha comprobado que así se reduce considerablemente el nivel de cortisol (la hormona del estrés). Vamos, que cuanto más sexo, menos estrés.

Cuando hablamos de sexo no necesariamente significa en compañía, vale masturbarse, algo que algunos expertos recomiendan incluso practicar en las horas de trabajo para liberar el estrés laboral.
Sin embargo, precisamente el estrés crónico es uno de los factores que provocan la pérdida del deseo sexual. Llegas a casa después de un mal día con tu jefe o te enteras de una mala nota en la universidad y no estás como para tener sexo con nadie ni siquiera para el onanismo. Es una respuesta normal cuando generas gran cantidad de cortisol.

Como os contamos a menudo, lo que prefiere una persona puede no funcionar para otra. Y si no te molan los videojuegos, estamos seguros de que el sexo sí y elegirías fornicar para desestresarte antes que desconectar con videojuegos. Con esto queremos decir que no es mejor una opción que otra, sino que eso depende de cada uno. ¿Y qué tal para luchar contra el estrés un videojuego sobre sexo? Sería la combinación perfecta para librarte de las malditas tensiones.

Click aquí para cancelar la respuesta.