Sexo gay sin penetración: alternativas para pasártelo igual de bien (o mejor)

Meterla no lo es todo. Aunque para algunos la penetración es el elemento imprescindible de toda relación sexual, cada vez son más los que disfrutan con otro tipo de prácticas que pueden ser igual o más placenteras.

Las razones para optar por otras formas de sexo como alternativa a la penetración pueden ser muchas: los hombres que van a llevar a cabo la relación sexual son activos y no les gusta ser penetrados; el pasivo no está preparado, ya que para el sexo anal se puede necesitar una preparación previa para asegurar la higiene; se quiere hacer algo más rápido y el sexo con penetración a veces requiere más tiempo… o simplemente apetece hacer otras cosas.

En el sexo hay un amplio abanico de posibilidades. Hay muchas formas de llegar al orgasmo practicando sexo gay sin necesidad de que haya penetración. Estas son las mejores alternativas a la penetración que os harán disfrutar igual o más del sexo y tener grandes orgasmos.

Frot: un roce muy agradable

Dicen que el roce hace el cariño. Pero si además, el roce se produce durante el sexo, lo que se puede alcanzar es un gran orgasmo. El frottage entre hombres gays consiste en rozar los penes erectos de los miembros que participan en la relación sexual. De esta forma se pueden masturbar mediante el roce los penes que están en contacto. Puede realizarse desnudos o vestidos.

Como el frot se practica estando frente a frente, la situación propicia los abrazos, las caricias y los besos más apasionados. Se trata de una práctica muy recurrida cuando dos chicos que se gustan son activos y ninguno de ellos quiere ser penetrado pero no quieren renunciar al contacto más directo que recuerda al que se produce cuando se llevan a cabo relaciones sexuales entre hombres con penetración. El frotting resulta altamente placentero debido a que se estimula directamente el frenillo, que es una de las partes más sensibles del pene.

Homosexual couple lying on the bed

Sexo oral: cuando el preliminar toma el protagonismo

Recurrir al sexo oral solo como un elemento preliminar de la relación sexual puede ser un error que os impida disfrutar de todas sus posibilidades. Practicarlo mediante diferentes técnicas y posturas puede hacer que descubráis que el sexo oral ofrece todo un mundo de sensaciones que aún no habíais descubierto.

El 69 es una de las posturas más famosas para practicar sexo oral. Usar complementos como geles comestibles de sabores o incluso alimentos como nata o helado para untar en vuestros penes es algo que hará del sexo algo muy sabroso. Además, si durante el sexo oral utilizáis anillos vibradores conseguiréis intensificar el placer.

Masturbación: cuando la haces en compañía es mucho mejor

Todo un clásico que, si se hace entre dos (o más) puede dar mucho de sí. Podéis hacerlo de muchas formas: variando la técnica, utilizando lubricantes e incluso viendo porno juntos. A veces no hay nada mejor para estimular el pene que tus propias manos. Lo que se considera con frecuencia algo para practicar en solitario o como un simple preliminar, complemento o guinda de una relación sexual con penetración, puede convertirse en una práctica sexual en sí misma.

Con la masturbación tenéis más facilidad de movimiento y mayor control sobre el pene, podéis marcar mejor el ritmo y la velocidad, ejercer más o menos presión y estimular con los dedos las zonas más sensibles como son el glande o el frenillo. Además, la masturbación os dejará espacio para poder besaros, acariciaros y rozaros, pudiendo tener un mayor contacto y acceso a estimular zonas erógenas como son los pezones o los testículos.

Annilingus: la mejor forma de estimular el ano sin penetración

Que no se vaya a realizar sexo con penetración o el hecho de ser activos como rol no significa que el ano no pueda ser un elemento de disfrute sexual. El annilingus o beso negro es una práctica muy excitante que consiste en la estimulación del ano mediante la boca, la lengua y la saliva. Se trata de una técnica que proporciona gran placer ya que el ano cuenta con múltiples terminaciones nerviosas.

Se puede comenzar acariciando los alrededores con el dedo e incluso empezando a masturbar antes de comenzar el sexo oral en el ano. Pasar la lengua por los testículos y el perineo puede ser un buen comienzo para la realización de un placentero y excitante annilingus. Es muy importante que el hombre o los hombres que vayan a ser los receptores del beso negro hayan estado pendientes de la higiene de la zona previamente para que no haya sorpresas desagradables.

Ya no tienes que preocuparte en el caso de que tu ligue de Grindr sea activo como tú. ¡Podéis hacer muchas cosas! Y recuerda, aunque en estas alternativas no se lleve a cabo la penetración, es igual de importante protegerte ante las enfermedades de transmisión sexual siempre que lleves a cabo prácticas de riesgo.

Click aquí para cancelar la respuesta.