Sexo a través del móvil: ¿puede afectar a tu salud?

No hace falta recurrir a muchas encuestas para saber que en internet, uno de los contenidos más buscados es el relacionado con el sexo. Pero para aportar un dato, la web de pornografía Pornhub que sus visitas desde el móvil han crecido un increíble 1.424% desde 2010. De hecho, las nuevas tecnologías han revolucionado también nuestras relaciones sexuales, no necesitando la presencia física de otra persona para gozar del placer del cibersexo. Algo que ya hacíamos desde nuestro ordenador, pero que ahora tenemos mucho más al alcance en nuestro móvil.

Pero todas las herramientas tienen sus beneficios y sus riesgos

Si bien parece claro que el beneficio es poder entrar en contacto con más personas y la ventaja de tener interacciones sexuales desde cualquier parte del mundo, algo ideal para amantes a distancia, también debemos ser precavidos con algunos aspectos. Sobre todo si acabamos tan enganchados como para olvidarnos de lo que es el placer del cuerpo a cuerpo.

Así, el libro ‘El mundo en el bolsillo’  (Sello editorial) habla de algunos de los problemas de salud que puede conllevar estar enganchados al teléfono móvil. Para empezar, pasar demasiadas horas mirando la pantalla, sobre todo en posturas complicadas, si no podemos usar las dos manos, supondrán “problemas de dolor en la nuca o en la espalda, debido a las anomalías posturales de los usuarios”, pero también, “por los reflejos y radiaciones de la pantalla”, podremos tener problemas de visión como “sequedad o síndrome de la vista cansada”, lo que no ayudará para nada a la hora de deleitarnos, con las imágenes que pueden ofrecernos nuestros amantes de ocasión.  Otra cuestión que ha sido debatida es si el uso excesivo del móvil también podría estar relacionado el síndrome de Quervain, es decir, la inflamación de los tendones del dedo pulgar debido al uso continuado del teclado.

Text Messages on Cell Phone Screen and a Sleeping Man

A un nivel más genital, siempre habría que tener cuenta que en el cibersexo suelen usarse vibradores o juguetes para paliar la ausencia de la otra persona. En este sentido, será mejor ir a una tienda erótica a buscar sugerencias,  que liarla con alguna idea de bombero.

De hecho, existen juguetes especialmente pensados para practicar cibersexo, como por ejemplo ‘klik- klik’, diseñado para conectar vuestros sexos en cualquier momento y en cualquier lugar. Si nos falta un poco de excitación, ya que la otra persona no está a nuestro lado, no está de más pasarse también por la sección de lubricantes.

Si bien el otro gran peligro es el de acabar siendo adictos, tanto al cibersexo como al uso del propio móvil o de internet, la otra cuestión que debemos vigilar es nuestra seguridad. Si nos conectamos a un chat en vivo, tendremos que tener cuidado de no realizar pagos que no tengamos planificados y medidos, o de no caer en fraudes, además de no pinchar ningún enlace que pueda poner en riesgo no nuestra salud, sino la de nuestro teléfono móvil, con algún virus indeseado.

Por supuesto, de cara al sexting, es decir, enviar nuestras imágenes eróticas por mensajería instantánea, será mejor pensarse dos veces quién es el destinatario, porque hay imágenes que pueden convertirse en virales y acabar en cualquier parte, afectando en esta ocasión, a nuestra salud social.
El sexo desde el móvil puede ser genial y puede convertirse en un juego más, siempre que respetemos las reglas y no nos perdamos en el mundo digital.

Click aquí para cancelar la respuesta.