Señales que confirman que eres un desastre en la cama

No importa si llevas 10 años con tu pareja o si os acabáis de conocer. Lo de ser un desastre no tiene edad ni depende necesariamente de la experiencia. Muchas veces, tiene más que ver con la actitud y la pereza. Estas son las 6 señales más evidentes de que el sexo no es lo tuyo.

Se os rompe o descoloca el preservativo
A todos puede pasarnos alguna vez, pero si os ocurre con frecuencia, es momento de preguntaros qué estáis haciendo mal.
Si el tamaño del preservativo no es el correcto, corre el riesgo de salirse. Hay formatos especiales para penes grandes y existen marcas que quedan más ajustadas para los pequeños.
En la tarea de colocarlo sois dos, no vale culpar únicamente al chico del desastre. Aseguraos siempre de sacar el aire de la parte superior del condón: basta con apretar la puntita con dos dedos. Y mucho cuidado con las uñas largas o mal cortadas.

Iniciáis la penetración y la chica no ha lubricado
Ayyyy las prisas… Qué poco ayudan a disfrutar en la cama. Que no digo que un rapidito no tenga su aquel de vez en cuando, pero si duele al entrar es porque no se ha dedicado el tiempo necesario al calentamiento. Antes de llegar a ese momento deberíais haber notado esa humedad necesaria, ¿O es que ni os tocáis? Si la chica tiene dificultades para lubricar pese a haber estimulado adecuadamente la zona, tal vez sea oportuna una ayuda externa. Que no os dé vergüenza tener que recurrir a los geles: para eso se han diseñado.

Practicáis siempre las mismas posturas
… Y casi siempre en el mismo orden. Habéis encontrado una rutina en la que os sentís cómodos, conocéis las posiciones con las que ambos disfrutáis… o, mejor dicho, con la que disfrutabais cuando todo era nuevo. Habéis olvidado la magia de la improvisación. Nunca os salís de la coreografía aprendida, y es posible que esto derive en el cansancio, el aburrimiento y limite las posibilidades de sorprenderos. No es necesario sentarse a proponer un cambio: basta con mostraros abiertos a innovar durante el propio acto. Lo más probable es que vuestro compañero sexual reciba positivamente esa iniciativa.

Couple having an argument in bedroom

Hueles a chotuno
Hay ocasiones en las que simplemente surge, y no te da tiempo a valorar las horas que hace que te has duchado, si te echaste perfume o el desodorante sigue cumpliendo su función. Pero si sabes que va a pasar algo y no te molestas en llegar aseado, o eres un pasota o te importa muy poco la persona con la que vas a compartir ese momento. En distancias tan cortas, el olor a limpio es igual o más valioso que la belleza o la destreza.

Lo tuyo es la estrella
El objetivo no puede ser tachar el día en el calendario y que tu pareja no pueda echarte en cara que nunca tenéis sexo. Si no te apetece, pregúntame el motivo e intenta buscar una solución, pero no cedas por cumplir ni busques que acabe cuanto antes. Ninguno de los dos disfrutará si tu actitud se resume en imitar en la cama a una estrella de mar.

Terminas en tres minutos
No nos referimos a un problema de eyaculación precoz, sino a la certeza de que te dé absolutamente igual si la otra persona disfruta. Cuando tu único objetivo es llegar al orgasmo y el placer de tu contrario te parece un logro secundario, puedes estar seguro de que eres un auténtico desastre en la cama. Se trata de una actividad en pareja, para objetivos individuales se inventó la masturbación.

Click aquí para cancelar la respuesta.