Seis juguetes eróticos para grandes orgasmos

Lo sabemos y lo defendemos desde El Sextante: el orgasmo no tiene por qué ser el objetivo último de una relación sexual ni focalizarse en él es lo adecuado, pero, ¿cómo negarse a tener mejores orgasmos y si es con el uso de juguetitos?

Por eso hoy, con la ayuda del experto Oscar Ferrani, hacemos una selección de 6 juguetes eróticos que te harán ver las estrellas, pero en el buen sentido de la frase. Aconsejado por Amantis, ésta es su selección de cachivaches que te harán disfrutar. Los hay unisex, para ellos y para ellas. Toma buena nota: “El juguete es el mismo pero no hay dos personas iguales: la clave está en conocer las funcionalidades, calidad y acabado de los materiales y mecanismos de cada candidato y después dejarse llevar por la intuición en las primeras impresiones, sin pretender racionalizarlo demasiado”, comenta Ferrani.

Para ellos, su selección sería la siguiente:

cobraok

Cobra: estimulador multi-área para el glande. “Singular donde los haya, este invento de aspecto futurista nos recuerda que el pene no es algo tan simple como nos han hecho creer durante mucho tiempo y que hay más vida orgásmica más allá de subir y bajar el escroto. No se trata de un asistente masturbador masculino al uso, se centra en el potencial orgásmico del glande para ofrecer experiencias orgásmicas tan intensas como inusitadas. Recargable y con unas calidades de texturas y vibración sobresalientes, ofrece en su interior tres espacios donde acomodar el extremo del pene dando preferencia al área del frenillo, de la uretra o de todo el glande”.

Naughty Boy: estimulador prostático flexible y con vibración. “Cada vez son más personas las que se preguntan por ese llamado Punto-P y este juguete tiene bastantes respuestas. La heterosexualización del ano masculino empieza a ser un hecho, cada vez más hombres conscientes de que todos tenemos las mismas terminaciones nerviosas en los mismos sitios, más allá de nuestras orientaciones sexuales. Este dispositivo está realizado en silicona higiénica con la flexibilidad necesaria para introducirse con facilidad en el conducto anal hasta presionar el área más cercana a la próstata, al tiempo que masajea el perineo con la parte del juguete que queda fuera del cuerpo. La combinación de ambos estímulos y sus diversas posibilidades de vibración son capaces de ofrecer experiencias orgásmicas de otra dimensión que pueden producirse sin erección mediante y que no requieren de periodo refractario para ser encadenadas”.

Para ellas:

gduook

G-duo: estimulador genital femenino de acción dual. “Es uno de esos diseños que en la jerga juguetera llamamos “de orgasmo directo”. Recargable, permite estimular con sorprendente eficacia vagina y clítoris de forma alterna o simultánea gracias a sus dos motores independientes. Recubierto de suave silicona higiénica, ofrece un dildo con una curvatura y densidad óptimas para descubrir los secretos del famoso punto-G a base de juegos de palancas más o menos intensas, yendo mucho más allá de los clásicos juegos de entrada y salida”, comenta Ferrani.

Satisficer Pro 2: succión y vibración para clítoris valientes. “Alguien ya ha bautizado como “ladrón de orgasmos” a esta nueva generación de juguetes para mujeres centrados en las posibilidades del clítoris: además de vibrar, lo succionan. Esta versión mejorada es recargable y ofrece una boquilla extraíble de silicona capaz de succionar la parte visible del clítoris de forma continua con mayor o menor intensidad, al tiempo que permite hacerlo vibrar con distintos patrones ajustables”, comenta.

Unisex:

ultimook

Rianne’s Duo: “No es una llave inglesa, es una idea de los países bajos para regalar potentes y variados orgasmos tanto a hombres como a mujeres… por separado, o a la vez. Con un motor en el dildo y otros dos en ambos extremos de sus bracitos, ofrece excelentes resultados vaginales gracias a su cuerpo semi-rígido, su curvatura discreta y sus ligeros intensificadores en su cara interior. Sus bracitos flexibles, además de servir como excelente mango en uso vaginal, son capaces de abrazar al pene para masajearlo con buenas dosis de lubricante manteniendo el motor del dildo apagado y los de los bracitos funcionando. Lo más sorprendente puede que sea su capacidad para fijarse en la base del pene, transformándolo en una enorme anilla intensificadora o en un dildo-doble”.

Nexus G-Play: “Pequeño pero matón, este vibrador rígido es una demostración más de que hombres y mujeres tenemos más parecidos de lo que muchas veces nos han hecho pensar. Su ergonomía se adapta a la perfección en la vagina con su abultamiento dirigido hacia arriba para alcanzar el Punto-G o en el conducto anal masculino con su abultamiento hacia abajo para alcanzar el Punto-P”, finaliza el experto.

También te puede interesar:

 

Click aquí para cancelar la respuesta.