Seis fotos que no debes poner en Tinder (I)

Tinder, Lovoo, Pof, Badoo, Meetic… Las aplicaciones de ligoteo han venido para quedarse y en ellas prima la imagen: en este supermercado de la carne, donde no hay tiempo para meditar, se impone la inmediatez del físico. ¿Qué te conviene para llamar la atención de las féminas: fotos de parranda con tus amigos, mostrando abdominales (o lorzas, según el caso), de aventura por el desierto? Hoy dedicamos el artículo a ellos, la próxima entrega será para ellas. Éstas son las seis fotos que nunca deberías poner en una aplicación para ligar.

Fotos en el cuarto de baño: No sabemos si, como el fenómeno hipster, esto es tendencia pero sí podemos afirmar que es un mal muy extendido. Son muchos los hombres que publican fotos de sí mismos en el aseo de casa: con fondo de váter, lavabo, toallas e incluso, balletas Vileda. Vestidos, con toalla en la cintura y pecho desnudo… Los hay incluso que aparecen sentados en el trono. Entre colgar fotos a lo Annie Leibovitz y una con el váter de fondo hay un amplio abanico de posibilidades, piénsalo antes de subirla.

Perfect torso. Cropped image of young muscular man posing while standing against brick wall

Desnudos integrales y solotorsos: “Hola, me llamo X, soy simpático y tengo bonitos ojos”. No lo dudamos pero no podemos saberlo porque el susodicho aparece en la playa, de espaldas, y solo vemos el culito. Un buen culo por cierto. Torsos con tableta de chocolate (que ya se han ganado la denominación de solotorsos), otros que parecen morcillas de Burgos, depilados u odas al estilo osezno… Aunque la imagen sea, a día de hoy, el mensaje, convendría no olvidar la elegancia. Dejemos algo para cuando tenga lugar el encuentro, por favor.

En grupo. Los hay cuyo perfil está plagado de fotos grupales. No hay ninguna en la que el sujeto aparezca él solo en la imagen, con lo cual debes entretenerte, al más puro estilo Dónde está Wally, a buscarle en la manada. Seamos prácticos, no hay tiempo. Una puede, todas es abusar.

Fotos de parranda: En fiestas, desfasando, bebiendo de un cubo de cerveza o de la botella de Dyc directamente. Te pueden resultar graciosas con tus amigos, pero que la primera imagen que se vea de ti sea una borracho por el suelo quizás no sea lo más adecuado.

Fotos con la ex: Sí, quedaste muy bien en aquella foto que te hicieron con ella, pero perderás atractivo, todo, si la subes a una de estas aplicaciones. Aún más si además te dedicas a tunearla y recortas la cabeza o la silueta de la susodicha, como si estuvieras practicando magia negra.

Fotos con tus retoños: En Badoo un señor aparece en las fotos con sus cinco retoños. Cinco. Independientemente del riesgo de publicar imágenes de menos en una red para ligar, esta estrategia no es la más adecuada cuando uno va buscando un polvo o una relación más larga.

Click aquí para cancelar la respuesta.