Seis consejos para romper con la monotonía en tu pareja

Vamos a decir las cosas claras: la pareja es un esfuerzo, es decir, supone trabajo, las cosas no vienen dadas gratuitamente… El día a día puede pasar factura pero si os queréis, merece mucho la pena aunque evidentemente, hay que trabajarlo. Algo que parece se nos ha olvidado en estos tiempos que vivimos en los que enseguida nos cansamos, tiramos la toalla y pasamos a otra cosa. Y es lógico que del subidón inicial se pase a una etapa más tranquila (tendemos a relajarnos), pero eso no debe significar (no debiera al menos) cuidar menos de su pareja.

“Debemos diferenciar rutina de monotonía,  los seres humanos necesitamos rutinas, hábitos pero no deben ser siempre los mismos, podemos cenar siempre a la misma hora pero comiendo platos distintos. Por tanto, el primer consejo es aceptar e interiorizar que para romper la monotonía hacen falta ganas e implicación”, comenta la sexóloga Núria Jorba.

Couple holding hands

Conviene también analizar la relación para saber qué aspectos queremos mejorar de nuestra relación: “No es lo mismo mejorar la sexualidad que el ocio. Es interesante no quererlo cambiar todo de golpe porque ya sabemos que el que mucho abarca poco aprieta. Por tanto, primero debemos hablar con nuestro/a compañero/a qué ámbito o terreno de la pareja queremos incentivar y potenciar”, añade.

Tercero: márcate objetivos, retos. “Si nos quedamos con la idea de cambiar los hábitos, nos absorberán de nuevo y acabaremos no haciendo nada, así que seguiremos frustrados. Lo mejor, decidir nuevos hábitos, igual que cuando queremos ponernos en forma o mejorar nuestra alimentación”, explica Jorba.
Hay miles de cosas que se pueden hacer para mejorar la pareja, todo depende del ámbito al que pertenezcan. La sexóloga aporta algunas ideas prácticas:

– “Si por ejemplo, queremos cambiar el ocio, cada semana uno puede encargarse de preparar algo para hacer en pareja, en casa, o fuera, cine, visitar algún sitio nuevo.. de este modo nos responsabilizamos de ello y el que recibe la sorpresa no debe quejarse ni poner peros”.

– “Si queremos cuidar al otro/a de forma más general, podemos marcarnos tener más detalles, comprar un detallito, preparar una cena, dar un masaje, recuperar cosas que al otro/a le gustaban… Se trata de que la otra parte de la pareja vea que hemos pensado en ella”.

Si el tema va de sexo y de que queremos más “vidilla” en la cama, lo primero es buscar espacios de intimidad: “Marcarnos un momento de la semana para conectar de nuevo, a través de la actividad que sea: un spa, una ducha juntos, una cena íntima..”, finaliza.

Click aquí para cancelar la respuesta.