¿Se puede tener sexo con un tampón puesto?

Quizás alguna vez te hayas planteado la cuestión: ¿es posible tener relaciones sexuales vaginales si llevas puesto un tampón? El Sextante quiere resolver la duda y para ello acude a María Esclapez, sexóloga. ¿Es posible, sí o no? ¿Qué riesgos tiene si se hace?

“Definitivamente, no. Es muy peligroso además”, dice tajante. Pero, ¿qué riesgos serían ésos? “Con la fuerza del empuje que se ejerce durante la penetración, el tampón puede deslizarse dentro de la vagina y dañar algún tejido o quedar ahí en el olvido. Parece insólito pero ocurre, hay mujeres que se olvidan completamente de llevar puesto un tampón y no se acuerdan de extraerlo, con lo que el tampón queda olvidado dentro de la vagina). Esto no sería nada si no fuera por el peligro del Síndrome del Shock Tóxico”, añade. Hay poca información sobre los casos a nivel mundial de este síndrome, es una enfermedad poco frecuente, pero grave y de hecho, recientemente la prensa francesa publicó una noticia (en el país vecino sí controlan la evolución de esta enfermedad) en la que se afirmaba que estaban creciendo los casos en los últimos años.

Intimacy

Pero volvamos a las relaciones sexuales vaginales y los tampones: ojo porque hay otras soluciones para el periodo que sí lo permitirían: “Existen unos “tampones” especiales con los que sí se puede tener sexo mientras permanecen dentro de la vagina. Son esponjas que se adaptan a la vagina y quedan pegadas al cérvix, por lo que no dejan salir la sangre de la menstruación durante el encuentro. Es importante destacar que estas esponjas sólo sirven para ese momento puntual”, aclara.

Sin embargo, seguro que en alguna ocasión has oído hablar o leído algo sobre personas que mantienen relaciones sexuales, penetración propiamente dicha, a la vez que está utilizando juguetes eróticos dentro de la vagina: ¿esto es posible?

“Claro, es más, hay juguetes que están diseñados expresamente para ello. Vienen con forma de pinza o “C” y se adaptan perfectamente introduciendo una de sus partes en la vagina (la otra quedaría en reposo sobre la vulva estimulando, principalmente, el clítoris)”, explica. Eso en cuanto a juguetes eróticos vaginales, pero no nos olvidemos de que hay muchos más: “También se pueden utilizar otros juguetes eróticos mientras se practica la penetración sin necesidad de introducirlos en la vagina, como por ejemplo, las balas vibradoras o masajeadores, que son de uso externo, así como cualquier otro juguete para el ano”, finaliza la sexóloga.

Así que ya sabes, juguetes eróticos los hay que sí pero en lo referente a tampones, mejor evitarlo para no enfrentarte a problemas mayores.

Click aquí para cancelar la respuesta.