¿Se puede atrofiar la vagina si no tienes sexo?

A todas nos ha pasado, admitámoslo: por las razones que sean y que no vienen a cuento, has pasado por épocas de sequía sexual, la travesía del desierto, o sea, nada de nada. Ni ligues de una noche ni de una semana, tu cama como un paisaje de western en color sepia: NADA.

Y, por supuesto, te asalta la duda: ¿se te puede llegar a atrofiar la vagina pro no tener sexo (vaginal)? ¿hay algún peligro de este tipo? Veamos y sobre todo, que no cunda el pánico: la vagina es una cavidad elástica que en reposo está plegada y durante la excitación, coito y parto, se distiende. No tiene por qué cerrarse ni atrofiarse por no tener relaciones sexuales durante un periodo de tiempo.

Sí que puede pasar que, por ese periodo precisamente, se produzca una disminución de la lubricación natural, disminuyendo la excitación y la respuesta sexual. Además, con la edad y la falta de hormonas, especialmente de estrógenos, se van produciendo cambios a nivel genital como puede ser falta de elasticidad en los tejidos, falta de lubricación, debilidad de los músculos del suelo pélvico, atrofia (de hecho es una de las afecciones más comunes durante la menopausia, primera causa además del dolor durante el coito), etc. En la atrofia vaginal las paredes de la vagina quedan adelgazadas, con menos tono muscular.

Businesswoman with question mark

Pero entonces, ¿se atrofia o no se atrofia por la falta de sexo? Vaya por delante que no tener pareja (o pasar por una época de sequía sexual, entiéndase, de tener sexo con otros) no significa necesariamente falta de sexo, porque una lo puede tener en solitario. El cuerpo, al igual que otras cosas, si no se utilizan, terminan “oxidándose”. Por ejemplo, si no vas a caminar en tus piernas comienzan a aparecer celutitis, si no haces ejercicio tienes menos elasticidad y te cuesta más moverte… Pues con la erótica es lo mismo. Si no ejercitas los músculos vaginales terminarás teniendo problemas”, dice la sexóloga Raquel Graña.

E insiste en una cuestión: “ Cuando hablo de fortalecer los músculos vaginales me refiero a realizar ejercicios de Kegel, masturbación, uso de productos eróticos como dildos o vibradores… No es necesario tener una pareja o un compañero de juegos para tener relaciones eróticas. No obstante, siempre es más divertido jugar entre dos o más personas, que no solo. Por lo tanto, sí es importante que se tengan relaciones o al menos, que la zona se ejercite semanalmente”, finaliza.

Así que ya sabes, al igual que con el resto de tu cuerpo, conviene ejercitar la parte íntima y si por circunstancias de la vida, no hay otra persona con quien hacerlo, no hay excusas para no realizarlo en solitario: con unos sencillos ejercicios Kegel o dejándote llevar y probando juguetitos eróticos. La lista de posibilidades es infinita..

Click aquí para cancelar la respuesta.