¿Sabías que en Australia las actrices porno tienen que tener grandes pechos?

Si bien aquí lo tenemos al alcance de la yema de los dedos, tan fácil como teclear la palabra en el ordenador, en otras latitudes el cine para adultos está prohibido. Por ejemplo. Y son más de los que piensas: el más reciente en prohibirlo ha sido Israel, donde una nueva proposición de ley prohíbe estos contenidos. Es más, los que quieran tener acceso a porno online, deben solicitarlo a sus proveedores de Internet (y especifican que pueden hacerlo por escrito, a través de llamada o dirigiéndose a la web del proveedor). En otros países sin embargo, si bien el cine X no está prohibido, se ve sometido a algunas “singularidades” que emanan del legislador, lo que resulta de lo más curioso (y de ahí el título de este artículo).

Te proponemos un viaje virtual para saber dónde no puedes ver porno y donde puedes hacerlo, pero con matices. Buen viaje:

Japón: Si bien los nipones son conocidos por sus gustos sexuales un tanto “diferentes” (hay tiendas con ropa interior usada, por ejemplo), hay determinadas cosas que no se permiten en este tipo de contenido. Por ejemplo, no se puede ver el vello púbico ni los genitales, que aparecen siempre pixelados.

Porn

– En Australia no pueden aparecer mujeres con una talla de sujetador A (nos referimos a la copa, como ya contamos en otro artículo, que tiene distintas nomenclaturas y la A se corresponde con la más pequeña). Todas tienen que tener un pecho digamos, voluminoso. ¿Por qué? Pues porque los pechos pequeños podrían asociarse a las niñas y por extensión, promover la pedofilia.

– En Brasil, país donde no es necesario tener asegurado el coche y sin embargo, sí es obligatorio utilizar preservativos en las escenas X. Porque la seguridad vial no es tan importante, pero la seguridad en la cama sí…

– En Uganda no es que solo el porno esté mal visto, incluso la música erótica está sometida a estrictas leyes. O sea, pocas risas….

– En Islandia existe una ley que prohíbe la impresión y distribución de pornografía, norma que no afecta a la Red, si bien, hace unos años, el país se planteó incluso prohibirla en Internet aunque parece que todo quedó en agua de borrajas.

– En Rusia está prohibido el porno americano, el patrio, no.

– El consumo de cine X está prohibido en muchos países musulmanes si bien se da la paradoja de que son latitudes en las que se consume enormemente este tipo de producto, vía mercado negro de dvd o cines ilegales. Leyes anti porno existen en Afganistán, Pakistán, Egipto, Túnez, etc.

Así que ojo: si viajas mucho y eres un fan de este “género”, infórmate antes de si tu país de destino es “amigo” o “enemigo”. Para evitar disgustos posteriores…

Click aquí para cancelar la respuesta.