¿Sabías que el spinner también puede ser un juguete sexual?

Después del boom de Pokémon Go el pasado verano, este año el entretenimiento de moda entre los más pequeños es un extraño aparatito llamado fidget spinner. Esta pieza que gira y gira entre los dedos ha conquistado a los niños de todo el mundo, pero también a muchos adultos, que lo utilizan contra el estrés y para relajarse.

Pero este invento, para unos un tanto absurdo, también se ha colado en el porno. Así lo ha constatado el conocido portal Pornhub: las búsquedas sobre el juguetito se dispararon en mayo, según sus datos. Sí, aunque no te lo creas para algunos se ha convertido en un objeto de placer, como si fuera un vibrador o cualquier otro artilugio para el sexo. Si lo quieres comprobar tú mismo, entra en la web, teclea fidget spinner y te aparecen todos los vídeos en los que el juguetito no calma la ansiedad precisamente, sino todo lo contrario, pone a mil.

En solo diez días, Pornhub registró 2,5 millones de búsquedas del spinner. Fue uno de los términos tendencia y entró en el top 5 de búsquedas más populares en mayo, explica la plataforma de contenidos hot. ¿Quienes más buscaron? Claro, los jóvenes de entre 18 y 24 años y, curiosamente, sobre todo mujeres (un 19% más que hombres).

Hand spinner, fidgeting hand toy

Como os podéis imaginar, el fidget spinner protagoniza escenas porno de todo tipo. Hay quienes juegan por vía anal, otras para estimular el clítoris con el movimiento, también en plan multiusos, es decir, para acariciar pechos, vulva y todo lo que se ponga delante. Un chico se lo coloca encima del glande, y lo sostiene en plan equilibrista, girando como si fuera un pene con hélices. ¡Imaginación al poder!

Pero aparte de vídeos porno, también hay quien lo ha popularizado con un uso nuevo: como objeto para ocultar los pezones, que ya sabéis que está prohibido exhibirlos en redes (solo los de mujeres, los hombres no importa), lo cual ha dado lugar a un movimiento reivindicativo conocido como #freethenipple. Y se los ha sujetado de tal manera a los pechos, con velcro y adhesivo, que hasta el ingenio gira y gira sin parar, como se puede ver en un vídeo tutorial filmado por la chica a la que se le ha ocurrido la idea, una estudiante de 22 años llamada Manuela Torres-Orejuela, más conocida como caritadepincel en Twitter. El invento hasta tiene nombre: fidgetiddies.

Como veis, el fidget spinner está dando mucho juego. Apostamos a que algún fabricante de juguetes sexuales lanza un fidget spinner en versión erótica y motorizada o algo similar. Es más, a alguien ya se le ha ocurrido esto y vende por internet un juguete de acero inoxidable para sexo anal con fidget spinner incorporado. Se hace a mano por encargo y personalizado (incluso con luces LED). En la misma tienda, podéis comprar otra pieza de lo más original: un fidget spinner que emula la forma de pene con testículos (un meatspinner). ¿Cuál será el próximo invento con el spinner “calenturiento”?

Click aquí para cancelar la respuesta.