¿Sabías que el Homo sapiens usaba juguetes sexuales?

Se ha celebrado estos días el salón del juguete erótico de Hannover, en Alemania, una de las referencias del sector en cuanto a juguetes sexuales para adultos. En su honor, vamos a contarte una serie de curiosidades sobre estos “cachivaches” destinados a que nuestra vida sea más placentera. Con la ayuda del experto en juguetería y colaborador de Amantis, Oscar Ferrani, ahí van unas cuantas curiosidades que a buen seguro, ni conocías:

– ¿Crees que lo de los dildos es una modernidad? Pues en absoluto: “Los primeros Homosapiens ya usaban dildos y juguetes sexuales muy muy parecidos a las actuales (según está documentado en la Fundación Atapuerca)”, comenta Ferrani.

– Los vibradores (nombre que viene del hecho de que van con baterías y vibran, si no, se denominan dildos) se llamaban en un principio “consoladores”. Y el primero fue inventado por un hombre, un médico.

– “Pero ojo, no fue inventado para curar la “histeria” como se suele decir, si no para tratar problemas de próstata”, añade Ferrani.

– Los primeros vibradores se vendían por catálogo a domicilio, hablamos de 1918, y aparecían en las mismas publicaciones que cualquier otro aparato eléctrico.

Red sexy handcuffs

– Las llamadas bolas chinas son originarias del Japón feudal y su cometido era “preparar” los genitales de las concubinas para facilitar la penetración del señor de la casa.

– “Gracias a recomendarle un “donut” a Rasputín para limitar la profundidad de penetración de su enorme pene, éste pudo al fin procrear”, explica.

– Las urgencias de los hospitales españoles atienden numerosas visitas al mes por juguetes no homologados  perdidos en el recto o intestinos de sus apurados pacientes.

– “El nacimiento del cine evidenció la función sexual de los primeros vibradores eléctricos llamados “máquinas de relax”, eliminando su oferta en boutiques de moda, accesorios del hogar y completos, dando pie a su ocultación y condena moral”, dice Ferrani.

– La fabricación de olisbos (dildos) en la Grecia clásica estaba reservada a artesanos ilustres y eran considerados bienes reservados a las élites.

– “El uso de anillas y lazadas para mantener la erección más firme y duradera está ampliamente documentada con restos o ilustraciones en diversas culturas antiguas, destacando el uso de marfil para los modelos rígidos y de pestañas de bóvidos trenzadas para los modelos flexibles”, cuenta.

Después de esta lectura, a buen seguro mirarás a tu dildo con otros ojos…

Click aquí para cancelar la respuesta.