¿Sabes qué es Grindr Sorpresa?

De Grindr ya te lo han contado todo: que ya ha superado los diez millones de descargas desde que surgió en 2009 y que es utilizada cada mes por unos cinco millones de hombres homosexuales en todo el mundo. También sabes que es una app de geolocalización que sirve para que cualquier gay que esté registrado en ella y ande cerca de ti pueda ponerse en contacto contigo (y viceversa) dando pie a cualquier cosa (entiéndase “cualquier cosa” como “casi siempre sexo rápido”).

gays

Incluso sabes que tuvo tanto éxito que le han salido copias por docenas y versiones para lesbianas y heterosexuales. Hoy compartiré contigo alguna de esas curiosidades en torno a esta app.

Precisamente, “Grindr Sorpresa” es el nombre de una web donde los usuarios de Grindr suben las capturas de pantalla de sus conversaciones más divertidas. Diálogos épicos como…
“-Busco polvo. –Mira debajo del sofá”
“-¿Cuánto te mide? -2’50 por 3’20. Eso la cocina. El salón es más grande. ¿Qué eres, de Fotocasa?”
Están maravillosamente comentados por los webmasters para risas de todos. Si quieres pasar un buen rato, no dejes de visitarla.

Curioso resulta también que una empresa china haya comprado el 60% de Grindr teniendo en cuenta que la posición oficial de este país sobre la homosexualidad es, como mínimo, ambivalente. Aunque, como ya sabía el mismo Vespasiano, “Pecunia non olet”. Y si algunos no les hacen asco al dinero que proporciona esta app, otros no les hacen ascos a utilizarla por más que en sus discursos políticos se manifiesten contra los homosexuales.

Es el caso de los miembros del partido Republicano de USA en cuya convención en Tampa, triplicaron el tráfico habitual de Grindr en esta misma ciudad. Se ve que pensaron que Grindr era la app del gimnasio del hotel ¡con tanto bíceps y pectoral no me extraña que se equivocasen! Y como sé que te lo estás preguntando en este preciso momento, debo decirte que no: al menos oficialmente, en Ciudad del Vaticano, no existen usuarios de la aplicación (de Piazza san Pietro para fuera ya cuentan como usuarios de Roma).

Porque si algo tiene de bueno Grindr es que sirve para destripar mitos como el de que, en el mundo del deporte, apenas hay homosexuales: que sepas que tanto en las Olimpiadas de Londres como en los Juegos de Sochi la red tuvo tantos acceso que se terminó colapsando (éstos estaban convencido de que aquello era la app de la villa olímpica, e-vi-den-te-men-te).

Ahora nos comunicamos a través de nuevos dispositivos. Se están perdiendo algunas cosas (dicen) como el arte del flirteo pero se está ganando en inmediatez (y que no te mareen la perdiz). Otros usos se están comenzando a originar, como el que hacen desde los centros de salud comunitarios para advertir a las parejas sexuales de que uno de sus contactos ha dado positivo en alguna ITS. Incluso, ¡no te lo vas a creer!, hay quien ha encontrado marido. Pero si algo tiene de interesante Gridr, probablemente sea su Big Data y la demostración clara de que los homosexuales estamos en todas partes por más que algunos nos quieran invisibilizar.

Click aquí para cancelar la respuesta.