¿Sabes cómo es tu vulva? La tecnología acude en tu ayuda

¿Alguna vez te has mirado al espejo para ver cómo es tu vagina o, mejor dicho, tu vulva? ¿Sabes en qué partes se divide? ¿Dónde se sitúa el clítoris? Para muchas mujeres es una gran desconocida, un misterio solo comparable al de los agujeros negros. Al igual que otras partes del cuerpo, la apariencia, la forma y el tamaño varía en cada mujer.

Este desconocimiento afecta especialmente a las más jóvenes, hasta el punto de que la mitad no saben identificarla en un dibujo del sistema reproductor femenino, según un estudio de la organización de lucha contra el cáncer ginecológico The Eve Appeal.

Mujeres que observan su zona íntima por primera vez

Tal vez recordéis un vídeo que se hizo viral sobre cinco mujeres que ven por primera vez su zona íntima. Primero explicaban por qué nunca la habían mirado, unas simplemente porque “no tengo ojos ahí” y otras por motivos más serios como ser víctima de una violación. También las reacciones fueron muy diferentes, algunas en tono de humor y otras más personales. Recuerda a ese episodio de Sexo en Nueva York, cuando Charlotte casi se desmaya porque se pone un espejo para ver sus genitales…

A estas féminas les quedó clara la importancia de explorar periódicamente la vulva para comprobar cualquier cambio. Así que ponte en cuclillas y coloca un espejo debajo de las piernas. Si te sientes incómoda en esta postura, siéntate lo más adelante que puedas en una silla, separa las piernas y sitúa un espejo delante.

Una app para identificar las distintas partes

En estos tiempos donde la tecnología todo lo impregna, las mujeres también van a poder conocer próximamente la zona genital femenina con un una aplicación llamada Labella y un wearable con forma de braguita que integra una cámara. Antes de mostrar tus propios genitales en el smartphone, visualizas imágenes en 3D para identificar las distintas partes y familiarizarte con ellas. Desarrollada por un equipo de estudiantes de la Universidad de Newcastle, la app también te ayuda a fortalecer el suelo pélvico con diferentes ejercicios.

labellaok

Autoconocimiento de los genitales externos  

Independientemente del medio que utilices para examinar tu anatomía íntima, esto es lo que te vas a encontrar:

Monte de venus. Zona de tejido graso que alberga el hueso pelviano y está cubierta de vello púbico.

Labios mayores y menores. El tejido graso del monte de Venus se extiende y forma los labios mayores o externos, que son dos pliegues de piel que protegen la vulva. Los menores rodean el clítoris, el orificio urinario y el vaginal. Este último es la entrada a la vagina, que es un tubo muscular que se extiende hasta el útero, es decir, que la vagina no las vas a ver con un espejo, es interna. Hay que aclararlo porque a veces se confunde la vagina con la vulva.

Clítoris. Órgano eréctil de 2 a 3 cm de longitud cuyo fin es el placer sexual. Su punta externa está en la parte superior de la vulva, donde se unen los labios internos, encima de la abertura de la uretra.

Abertura de la uretra. Es el orificio que está conectado a la vejiga para permitir el paso de la orina.

Perineo.  Tramo de la piel que va de la parte inferior de la vulva hasta el ano.

Ano. Abertura en el extremo inferior del recto (la última parte del intestino grueso) a través de la cual se expulsan los desechos (heces) del cuerpo.

Click aquí para cancelar la respuesta.