¿Quieres volver a hacerlo con tu ex? Sigue estas reglas y todo irá bien

Hay dos tipos de personas en este mundo: las que, una vez que terminan una relación, miran hacia delante y empiezan una nueva andadura sin echar la vista atrás. Tienen todo nuestros respetos porque son seres superiores, capaces de cerrar puertas y abrir otras nuevas sin llevar carga del pasado. Sin embargo, sospechamos que solo son una minoría y que lo normal son aquellas personas que, mientras que acaban y no una relación, recaen con su ex, folletean con él y cometen más errores que Donald Trump en una clase de español. A todas estas personas de bien, cabezonas como pocas y que tropiezan con la misma piedra una y otra vez, van estos consejos. ¿Quieres follar con tu ex? Lo entendemos y no podemos detenerte, pero escucha nuestros consejos.

Deja pasar el tiempo. Romper con tu ex y comenzar una nueva relación como amantes una semana después no vale. Y es contraproducente. Y os confundirá. Y puede acabar eso como el rosario de la Aurora. Por eso, es mejor que haya pasado un poquito de tiempo: más de seis meses, mínimo.

Las cosas claras, baby. Vamos a ver: los mensajes deben ir en esta línea “¿Quedamos para follar a lo loco?” y no en plan “Hola, cariño, te echo de menos…”. De esta manera, evitaremos que lo que va a ser únicamente un desahogo sexual se transforme en una segunda parte de la relación previa.

Depressed man after split up

No montéis citas. Venga, hombre, ¿quedar a cenar? Pero si eso ya lo hicisteis y acabasteis hasta el gorro. Tiene que ser mucho más en plan pim-pam. Mensaje. Respuesta. Coche arriba, coche abajo. Y en media hora encamados.

Nada de quedarse a dormir. Da igual que sean las 3 de la mañana, que haga -20 grados de temperatura o que no te sostengas en pie: llama a un taxi, un Uber o a tu padre para que te venga a buscar y huir. Es una relación de FO-LLE-TEO y nada más. Despertaros juntos creará una sensación rara de “ehhhh, ¿no es esto lo que odiábamos antes?”.

Toma protecciones. Claro que sí, alma de cántaro. ¿O piensas que ahora eres el único/la única entre sus piernas? Recuerda: ya no controlas a quién se está follando tu ex, así que, ¿para qué arriesgarse? Un condón siempre en la cartera y problema solucionado.

Habla de otras personas. Rebaja las expectativas de la otra parte de que la cosa tenga una segunda parte. Menciona a terceras personas, explícale lo difícil que es sacar hueco en tu agenda para él/ella y tendréis una relación de amantes de lo más sanota.

No hables del pasado (común). “Ay, qué poco te cuesta ahora bajar al pilón, no como antes…”. Soltar una frase de este calibre equivale a liarla parda y no hay necesidad, recuerda, que ahora únicamente sois follamigos. Aquí no hay ni celos, ni compromiso, ni guerras… solo orgasmos. Y de los buenos. Y que dure.

Click aquí para cancelar la respuesta.