¿Quieres tener un cerebro sano? Cásate

Sí amigos, parece ser, y lo dicen los estudiosos, que el matrimonio son todo ventajas, a pesar del famoso dicho de que es “una cadena tan pesada que debe llevarse entre tres”. Y es que distintos estudios han puesto de manifiesto que las personas casadas (y ojo, que también dicen con hijos), viven más años, tienen menos probabilidades de sufrir enfermedades cerebro vasculares, ataques cardiacos, desarrollar cáncer y se deprimen, en general, menos. Pero éstas no son las únicas ventajas: según el último descubrimiento de los expertos de University College London, los que pasan por el aro (nunca mejor dicho) tienen menos probabilidades de sufrir demencia senil. O sea, que su cerebro está más sano que el de los solteros. ¿Todavía estás buscando argumentos para casarte?
Los investigadores de esta universidad analizaron más de 15 estudios y llegaron a esta aplastante conclusión: los solteros tienen un 42% más de posibilidades de desarrollar demencia en comparación con los casados.

¿Por qué pasa esto? Según los mismos investigadores, porque los que contraen matrimonio suelen llevar un estilo de vida más saludable porque, de forma general (aunque siempre hay excepciones, claro está) las parejas se ayudan a tomar decisiones provechosas para ambos. Aunque los mismos estudiosos aclaran que no es el hecho de pasar por el altar lo que hará de ti una persona más sana, evidentemente se necesitan unos hábitos alimenticios sanos y realizar ejercicio de forma sostenida en el tiempo. Vamos, que aunque estés casado/a si te hinchas todas las noches a comer hamburguesas y rosquillas tu salud acabará resintiéndose…

Beautiful bride and groom in front of old shabby house.

Otro estudio que analizó la información del British Household Panel Survey, donde participaron 30.000 personas y de la United Kingdom’s Annual Population Survey para identificar en qué medida la felicidad de una persona estaba relacionada con su situación sentimental. La conclusión también es clara: aquellos que están casados tienen mayor estabilidad y menos periodos de infelicidad que quienes están solteros. En general, los casados sienten mayor satisfacción a lo largo de sus vidas. Y un estudio más, éste relacionado con el mundo laboral: el 68% de las personas con mayor productividad están casadas o viven en pareja.

Casados o viviendo como pareja de hecho, los informes parecen claros: mejor, en compañía. Y es que, para contrarrestar esa primera fase con la que comenzábamos este artículo, podemos sacarnos otra de la chistera, como si fuésemos magos: “Si quieres ir rápido, camina solo, pero si quieres llegar lejos, ve acompañado”. No diréis que no os hemos avisado…

Click aquí para cancelar la respuesta.