¿Quieres saber si tu pareja está utilizando Tinder?

Desde hace un tiempo presientes que tu pareja podría estar utilizando Tinder. Y te preguntas por qué, ¡si su corazón ya está ocupado! Tu cabeza no para de darle vueltas al asunto, quieres a toda costa confirmar esta sospecha. Lo primero que se te ocurre es abrir una cuenta y empezar a buscar. Sin embargo, no encuentras su perfil por más que has buceado en la app o, simplemente, no quieres que te bombardeen con notificaciones. No desesperes, la tecnología que tanto daño te está provocando, también es la solución para despejar dudas. Una web y una app indagan por ti.

Nos referimos a se llama Swipebuster. Es muy fácil de utilizar: tecleas el nombre con el que se ha registrado en Tinder, la edad y el sexo. Después, le indicas mediante un mapa la ubicación lo más exacta posible en la que crees que ha utilizado la aplicación. Cuando te devuelve el resultado (vía email) no solo puedes ver sus fotos de perfil, también la última vez que se conectó. Pero, claro, este servicio no es gratuito, cuesta 6,99 dólares. Pero tranquilidad, que hay otras opciones.

This is the worst date ever.

La app Friendswipe no te costará ni un céntimo. Con ella sabes cuáles de tus amigos de Facebook están en Tinder (imaginamos que tendrás a tu pareja). Como se basa en Tinder Social (el servicio especializado en encontrar amigos con los que hacer planes), para utilizar la aplicación debes asegurarte de que tienes activada esta función y la opción “disponible para salir”. Aparte de esto, el otro requisito es tener un teléfono iOS, aunque próximamente también será compatible con Android.

Pero antes lanzarte a la investigación, ¿no sería mejor que le preguntaras directamente a tu chico/a? Una buena conversación podría solucionarlo todo. La confianza puede romperse muy fácilmente, pero sería una lástima que sucediera por una tontería. Es normal esta suspicacia si antes de empezar a salir juntos no tenía Tinder y ahora sí. En el caso de que te des de alta durante el noviazgo (o matrimonio), no deberías ocultárselo a tu pareja, si no tienes nada que esconder.

Una amiga decidió abrirse Tinder por curiosidad, sintió la necesidad de decírselo a su chico y los dos exploraron juntos. Una postura respetuosa, sana y, además, se divirtieron mucho. No merece la pena poner en peligro la confianza por una tontería. Está claro que ella no tenía nada que esconder y eso le llevó a contárselo con toda naturalidad.

Si realmente tu pareja está en Tinder para ligar o para tener sexo con otros usuarios, entonces lo más seguro es que exista un problema más profundo en la relación. Aunque siempre vas a encontrar a personas que piensen ¿hay que compartirlo todo con la pareja? Está claro que todo no, pero depende mucho de cómo sea vuestra relación, de lo que hayáis acordado. Pero si normalmente os contáis todo y esto no, al menos cabe la duda de sus intenciones de infidelidad.
Ante todo honestidad. Si sospechas que tu pareja tiene una cuenta en Tinder y te lo ha ocultado, toca hablar del tema y sincerarse para no dar ningún paso en falso.

Click aquí para cancelar la respuesta.