¿Quieres bailar sexy? Twerking en 5 sencillos pasos

La que lo ha puesto de moda es Miley Cyrus pero el término “twerk” existe desde hace más de 20 años, hay alusiones a este baile urbano ya en los años ochenta en Nueva Orleans. Pero en efecto fue en 2013 cuando el fenómeno se hizo viral gracias a la ex estrella Disney, a través de un vídeo que subió primero a Facebook y después a Youtube.

El baile y los movimientos sexies y sugerentes han ido a menudo de la mano (ahí están para demostrarlo el burlesque, la famosa lambada de los años ochenta, los roces de los actores de Dirty Dancing o zumba, por citar solo algunos). El twerk lo que hace sobre todo es acentuar el movimiento de las caderas (destaca básicamente por sacudir el trasero). No hay duda alguna de que si lo practicas trabajarás piernas, sobre todo glúteos, nalgas y también, abdomen.
Te damos las claves del twerk en cinco sencillos pasos (hay gente que ensaya apoyando sus piernas en la pared pero tampoco vamos a pedirnos equilibrismos para empezar…). Si no, siempre puedes apuntarte a alguna academia de baile o gimnasio: ya son unos cuantos los que lo imparten:

– Lo primero, ponerse en cuclillas: Baja tu cuerpo lo suficiente pero ni mucho ni poco, lo justo para que estés cómoda y mantengas el equilibrio, es como si fueras a sentarte en una silla pero sin plegarte completamente. Piernas separadas y pies hacia afuera. Espalda arqueada y culo hacia afuera. Esta es la posición básica del twerk. Ponte música y empieza lentamente al principio, hasta que vayas dominando los movimientos.

the dancer

– Lo normal es que dejes apoyadas tus manos en las rodillas, te ayudará a mover el pompis y te dará equilibrio.

Sacude, sacude: El trasero es la atracción principal de este baile. Con las rodillas dobladas, la espalda recta (mirando hacia el frente, no hay que mirar al suelo) y las manos apoyadas, haz saltar el culo hacia afuera. Intenta mantener el pecho erguido.

– También puedes poner las manos en las caderas mientras twerkeas. El trasero hay que moverlo hacia adelante y hacia atrás. Si quieres imitar a Cyrus, debes mover las caderas rápidamente de derecha a izquierda, si no, bastaría con hacer saltar el culete (sin complejos si es grande o pequeño) hacia arriba y hacia abajo, arqueando y estirando la espalda al mismo tiempo. La clave está en mantener bastante estable la parte superior del cuerpo.

– Si ya vas adquiriendo práctica, puedes bajar más hacia el suelo, siempre con las manos en las rodillas, con los dedos apuntándose entre sí y las muñecas hacia afuera. El apoyo de las manos te ayudará a sacudir la parte posterior. Y ya, si le añades (si el esfuerzo físico te lo permite) una cara sensual, lo tienes todo hecho: ¡eres una experta del twerking! A bailar….

Click aquí para cancelar la respuesta.