¿Qué tipo de pene tiene tu chico? Estas son las ventajas y desventajas de cada uno

No existen posiblemente dos penes iguales, pero seguro que eres capaz de identificar en esta lista el de tu chico. Independientemente de su longitud y de su volumen, existen cinco formas típicas, y ninguna de ella es papaz de ofrecer las mismas ventajas que el resto.

Esta variedad explica que ciertas posturas, que son especialmente placenteras para muchas parejas, no tengan ninguna gracia para otras. Explica también que muchos hombres encuentren el sexo oral aburrido, o que la penetración sea dolorosa para ciertas mujeres que nunca antes habían tenido ese tipo de limitación.

Te contamos cuáles son las ventajas de cada forma de pene, y te aconsejamos sobre las posturas más placenteras para cada caso.

1.EL PENE- PLÁTANO
La comparación con la fruta es muy descriptiva: este tipo de pene se caracteriza por ser más estrecho tanto en la base como en el extremo del glande, y más ancho en el centro.

Ventajas para la pareja:
La penetración es especialmente sencilla, pues una punta más estrecha se abre paso en la vagina con facilidad. Una vez dentro, el mayor grosor del tronco servirá para incrementar el placer en la zona con la que ejerce esa fricción.

Las posturas más indicadas para este tipo de pene son aquellas que aprietan la penetración. Cualquiera en la que la mujer cruza las piernas es válida, y en concreto, una especialmente placentera es esa en la que ella se sitúa boca abajo, tumbada por completo.

Two phallus in condoms, different shape of penis

EL PENE- CHAMPIÑÓN
Este tipo cuenta con un glande mucho más voluminoso que el resto de pene. La comparación con el alimento no puede ser más visual: la zona superior recuerda a una seta, con su tronco más finito.

Ventajas para la pareja:
Se trata del pene tipo, ese que esperas encontrarte siempre, el más atractivo visualmente. Su principal ventaja, además de la estética, tiene que ver con una mayor sensibilidad y disfrute del sexo oral. Las mujeres con menos dificultad para la lubricación encontrarán en esta forma del pene una penetración muy placentera. Para quienes no lo tienen tan fácil, los preliminares serán especialmente importantes.

EL PENE- REGALIZ
Fino y alargado como este famoso dulce. No existe una zona más estrecha que otra, el grosor es prácticamente uniforme.

Ventajas para la pareja:
No existen dificultades para la penetración y la sensación, una vez dentro, es de placer repartido. Únicamente, es necesario tener cuidado con la fuerza y los ritmos cuando el miembro es muy largo, pues sin previo aviso el choque resultará molesto.

Es el tipo de pene perfecto si os apetece practicar sexo anal, sobre todo las primeras veces, pues será el más fácil de introducir.

EL PENE CURVO
La desviación puede llevar cualquiera de las direcciones, y no todas ellas son igual de placenteras, aunque siempre se puede elegir la postura que acierte en el punto G de la mujer.

Ventajas para la pareja:
Si la curva es hacia arriba, el tradicional misionero será especialmente placentero para la mujer. Si el pene está un poco ladeado, la cucharita será una de las opciones que acelere el clímax. En todos los casos, será ella quien mejor pueda orientar al chico.

EL PENE- PIRULÍ
Tiene una punta estrechita, similar a la del pene- plátano,  pero se va ensanchando hacia la base.

Ventajas para la pareja:
Este tipo de pene favorece las penetraciones profundas, pues la entrada es progresiva. Facilita el primer acceso y estimula con mayor fuerza la zona de la entrada de la vagina en un movimiento completo.
Algunas de las posturas más agradecidas con ese tipo de pene son las que mantienen al hombre de pie, ya sea con ella en brazos, pecho contra pecho, o bien de espaldas, apoyada contra una pared o reclinada hacia delante.

Click aquí para cancelar la respuesta.