Qué son los chacras y cómo desbloquearlos para tener mejor sexo

Al igual que la sangre se canaliza con el sistema circulatorio, en la medicina china la electricidad también circula por nosotros a través de unos meridianos y la absorbemos de la atmósfera mediante los chacras, que son unos centros o puntos de energía localizados en la parte frontal y posterior del cuerpo humano, desde los que se suministra la energía a zonas específicas del organismo.

La palabra chacra significa rueda, porque precisamente giran en el sentido de las agujas del reloj con el fin de atraer la energía del entorno y utilizarla para crear un fluido energético en el individuo. Cada chacra consta de unos pétalos o torbellinos que son como una especie de aspas. Estos centros de energía son invisibles para la mayoría de las personas, solo los han visto algunos visionarios con una sensibilidad especial.

Se taponan por problemas emocionales

“Este sistema de circulación energética tiene que funcionar bien para que el cuerpo funcione adecuadamente. Cuando la sangre se atasca, se produce una embolia. Pues eso mismo sucede con los meridionales de acupuntura y los chacras”, explica Carmen Pico Manville, doctora especializada en medicina naturista. Si te encuentras bajo de ánimo, sin fuerza, sin ganas de sexo, te falla la memoria o no te sientes bien contigo mismo, muy probablemente tus chacras estén cerrados, ya que estos se bloquean por problemas emocionales y, al estar taponados, impiden el buen funcionamiento del organismo.

This moment when we are together

La idea más generalizada es que nuestro cuerpo consta de siete chacras principales y cada uno de ellos rige una determinada zona y le corresponde un color:

1-Chacra Muladhara (color rojo): chacra base, se encuentra en la zona genital. Rige las glándulas cortico-adrenales y equilibra la espina dorsal y los riñones.

2-Chacra Swadisthana (naranja): está situado en la zona del sacro y regula las gónadas, el sistema reproductor, los genitales, las caderas y la zona lumbar.

3-Chacra Manipura (amarillo): está a la altura del plexo solar (entre el ombligo y el corazón, debajo de los seños en la V de las costillas) y equilibra el páncreas, estómago, hígado, vesícula biliar y sistema nervioso.

4-Chacra Anahata (verde): está localizado en la glándula timo. Regula el corazón, la sangre, el nervio vago y el sistema circulatorio y dirige las emociones.

5-Chacra Vishudi (azul): en la garganta, equilibra el tiroides, aparato bronquial y vocal, pulmones y canal alimentario.

6-Chacra Ajna (violeta): está en la frente. Se relaciona con la pituitaria, la parte inferior del cerebro, el ojo izquierdo, las orejas, la nariz y el sistema nervioso.

7-Chacra Sahasrara (blanco): en la corona (parte superior de la cabeza). Rige la parte superior del cerebro, el ojo derecho y la glándula pineal.
Existen varios métodos para detectar que los chacras están cerrados. “Se puede hacer con un péndulo, lo pones encima del chacra, a unos 10 centímetros, y si no se mueve es que no hay actividad, está cerrado. Lo más cómodo es hacerlo tumbados, aunque también se puede sentados, excepto para los chacras de la garganta y la frente”, aclara Pico Manville.

Cómo abrirlos para que la energía fluya

“Se abren con la punta de un cristal de cuarzo transparente y natural (no pulido). Hay que aproximarlo al chacra a unos 5 o 6 centímetros de distancia y hacer 30 giros en el sentido de la agujas del reloj, como si estuvieras removiendo el café con una cucharilla, pero formando pequeños círculos. Se empieza por el chacra base (el 1) y se forma una línea por encima del cuerpo con el cuarzo hasta llegar al segundo para repetir la misma operación, y así sucesivamente hasta llegar al séptimo, el de la cabeza”, afirma la experta, quien recomienda hacerlo acostados porque es más cómodo y, si es posible, que te lo haga alguien no tú mismo.

Para comprobar si se han abierto, después mides la energía con el péndulo. Si alguno sigue obstruido, empiezas el mismo proceso con el cuarzo (desde el chacra 1 hasta el 7), pero aplicando 30 círculos en los que no se han abierto y solo 7 círculos en los que sí. En el caso de que aun así alguno no se abra, entonces es que debes utilizar un cuarzo más grande. “Se puede empezar con un cuarzo de entre 12 y 15 cm de largo y 12 cm de diámetro”, señala Pico Manville, para quien es fundamental estimular la zona genital (el chacra 1) a diario para sentirse con energía e incrementar la fuerza física.

“Si Dios nos ha dado una boca para comer o los pies para caminar es porque lo necesitamos. Lo mismo sucede con el pene y la vagina, así que se debe tener sexo todos los días, porque si no se crean desequilibrios. No es necesario llegar al orgasmo, ni siquiera sentir excitación, basta con estimular la zona genital, algo que se puede hacer con cualquier vibrador”, aconseja Pico Manville.

Click aquí para cancelar la respuesta.