¿Qué puedes pillarte practicando sexo oral sin protección?

“Ah, pues no sabía que pudieses coger el virus del papiloma o la sífilis practicando sexo oral”. Carlos tiene 32 años, es fotógrafo afincado en Londres. Es un urbanita, ha viajado mucho, cuenta con estudios universitarios, ha sido, como muchos de nosotros, monógamo serial y a pesar de todo, desconoce, como muchas otras personas de todas las edades y clases sociales, que practicar sexo oral sin protección conlleva riesgos, que puede ocasionarte más de un problema.

Antonio tiene 37 años, es director de un mercado gourmet en una gran ciudad. Ha conocido a María a través de Tinder. En su primer encuentro sexual le pide que le practique una mamada. Por supuesto, sin condón. “Me negué, confiesa María, y a él le pareció muy curioso que le pidiera ponerse un preservativo para hacerlo. No lo hizo y ahí acabo el acto sexual. No sabía que puedes pillarte de todo así”, explica.

passionate woman in underwear

Los protagonistas de estas historias son heterosexuales y hacemos hincapié en la tendencia sexual no porque sea importante, sino porque a menudo se relaciona la transmisión de estas enfermedades con determinados colectivos, como los homosexuales. Y, actualmente, más que de grupos de riesgo se debe hablar de conductas sexuales de riesgo porque se dan en todas las apetencias sexuales y en todos los grupos de edad… ¿Por qué? Básicamente porque se ha perdido el miedo a estas enfermedades. Una segunda razón es que las autoridades ya no invierten en campañas de sensibilización (como la ochentera Pónselo, Póntelo). “Hay mucha ignorancia y el miedo al Sida ha desaparecido, la gente cree que el sida es como la diabetes”, afirma Mª Teresa Ledo, médico responsable del servicio de medicina preventiva en Torrejón.

Todo eso mezclado con un incremento de las relaciones sexuales (en el que han tenido mucho que ver las aplicaciones de dating), es el perfecto caldo de cultivo para papilomas, herpes, gonorreas y sífilis. La sífilis además, era una enfermedad desaparecida en nuestro país pero que volvió hace unos años.

En resumen, ¿qué puedes pillarte cuando diriges tu lengua hacia ese pene bien erecto o esa vulva tan apetecible y lo haces sin protección? Pues de todo: con esta práctica se contagian todas las enfermedades que hemos citado. El VIH también, aunque es más difícil contagiarse a través del sexo oral, y todas las demás que hemos dicho, así que lo mejor es que lo practiques, máxime si es con parejas esporádicas, con condón o con barreras de látex.

Click aquí para cancelar la respuesta.