¿Qué puedes hacer si ya no deseas a tu pareja?

Es uno de los problemas más comunes que llega a las consultas de sexólogos: problemas en la pareja porque uno de los miembros ya no desea al otro. Y no decimos que no le quiera, porque ese sería otro problema completamente distinto, sino que no le atrae físicamente, que no le apetece tener relaciones sexuales. Puede ser un problema que mine la relación de pareja, sobre todo, si se cronifica en el tiempo y no se trata a tiempo, por lo que hablarlo y tomar medidas en cuanto se detecta, es fundamental. Y aunque es un problema delicado de tratar, que atañe a los dos miembros de la pareja, se puede solucionar. Hablamos con dos sexólogas que nos dan pautas para atajar esta situación.

No hay que perder de vista que la pasión, esa tan típica del enamoramiento y los primeros años, con el paso del tiempo pasa a ser otra cosa: y eso no es precisamente malo y además, es muy normal. “Nos puede ocurrir con los años que dejemos de desear a nuestra pareja, tenemos mucho amor, complicidad, cariño, pero no sentimos ese deseo sexual. ¿Por qué pasa esto?

Couple having arguments and sexual problems in bed

Lo primero es analizar que nos está faltando, puede ser debido a que hayamos olvidado la pareja, esos espacios para divertirnos, para mimarnos, para intimar. También puede ser que nos hayamos olvidado de jugar y conocernos en el sexo, de que siempre sea lo mismo y del mismo modo, sin tonteo, sin probar cosas nuevas y eso quizás nos aburra y nos haga apagarnos sexualmente. Y por último puede ser que nos hayamos dejado de cuidar, que ya no nos pongamos atractivos para la pareja, tanto a nivel físico como de actitud”, explica Nuria Jorba.

Hay que abordarlo con mucho respeto y tacto

Así, tras identificar qué es lo que ocurre, es importante trasladárselo a la pareja: “Con mucho respeto y tacto, porque es cosa de dos, y con unas pautas, unos objetivos, porque seguramente lo podremos cambiar”, añade. Y finaliza: “Sí que es cierto que a veces llevamos tanto tiempo así que es difícil recuperarlo, por eso es fundamental atacarlo en el momento en que lo identifiquemos. Si no sabemos cómo hacerlo, siempre podemos acudir a un profesional”.
Raquel Graña comenta lo siguiente: “Puede trabajarse el deseo en pareja a través de terapia sexológica, si la persona realmente quiere recuperar esa atracción. Para trabajar el deseo hay que realizar terapia en pareja, ambos deben poner de su parte para que salga adelante. Hay que retomar el espacio juntos, compartir cosas, ya que seguramente esto se ha perdido con el tiempo”, explica.

Respecto al sexo, hay que cambiar las prácticas

“Con respecto al deseo erótico hay que cambiar las prácticas realizadas hasta el momento. Con el paso del tiempo también puede resultar “sota, caballo y rey”, por lo que la pasión queda en un segundo plano. Es importante innovar, probar cosas nuevas y acudir a un profesional que les guíe en cada uno de sus pasos. Por ejemplo, eliminando esas tres prácticas estrella y cambiándolas, incluso eliminando el coito y probando cosas nuevas que realmente les apetezcan. También pueden establecerse juegos entre ellos de provocación y excitación, siempre teniendo en cuenta los límites y lo que le gusta a ambos”, finaliza Graña.

Click aquí para cancelar la respuesta.