¿Qué método anticonceptivo te conviene si eres joven?

Por suerte, hoy en día existe una gran diversidad de métodos anticonceptivos  con el objetivo de que se adapten a cada mujer. Y es que no hay un método perfecto, sino que dependen de la menstruación de cada una, de su ritmo de vida o incluso, de si se tiene o no una pareja estable. Aunque también depende de la edad.

Así, no hay un método anticonceptivo perfecto para toda la vida, sino que seguramente tendremos que ir cambiando  sus usos según vayan variando nuestras circunstancias. Pero, por norma general, ¿hay un método anticonceptivo a tener más en cuenta según nuestra edad? Parece que sí.
Gema García Gálvez, ginecóloga responsable de la Unidad Suelo Pélvico QuirónSalud Madrid, explica que es importante tener en cuenta que los anticonceptivos tienen dos funciones principales: una la de prevenir embarazos no deseados, y la otra, evitar el contagio de infecciones de transmisión genital (ITG).

Si eres joven, lo aconsejable es un doble método

De esta forma, al inicio de las relaciones sexuales, o cuando se es más joven, lo más acertado es “optar por el doble método”. Es decir, combinar el uso de “anticonceptivos orales o LARC (método anticonceptivo reversible de larga duración tipo implante subdérmico o DIU liberador de progesterona)  con el uso de preservativo”.

Así, en un momento en el que además las parejas pueden ser más inestables o temporales, habrá una mayor protección ante las ITG, pero también, si se tienen en cuenta los posibles olvidos más comunes al principio de usar la píldora, se tendrá siempre una doble barrera a tener en cuenta ante embarazos no deseados, asegurando el uso del preservativo.

young woman holding a birth control pills and a condom

Según avanza la edad y el tiempo que llevamos tomando anticonceptivos, cabe plantearse si quizás habría que optar por otro método. Sobre este punto, Gálvez aclara que “actualmente se considera que las mujeres sanas, sin factores de riesgo asociados, pueden tomar anticonceptivos orales, siempre que sean de baja dosis estrogénica y gestágenos de 2ª o 3ª generación, sin limitación de tiempo ni edad, incluso hasta la menopausia si la paciente lo desea”.
Pese a ello, hay que tener en cuenta que esta recomendación tiene sus excepciones en “mujeres diabéticas, hipertensas, fumadoras mayores de 35 años, con antecedentes de tromboflebitis o cáncer de mama”, en cuyos casos la píldora estaría contraindicada.

Otra opción a tener en cuenta es el anillo vaginal, ya que las hormonas son absorbidas por un mecanismo diferente y las dosis son menores, por lo que los efectos secundarios son más leves. Igualmente, otra opción muy común, sobre todo después de los 35 años es el DIU, que deberá colocar un especialista.
Sobre este último, suele escucharse que es una opción sobre todo después de la maternidad, aunque lo cierto, como puntualiza Gálvez es que “el DIU liberador de progesterona hoy por hoy es una opción válida para cualquier mujer con o sin hijos, puesto que existe un dispositivo más pequeño para nulíparas”, es decir, mujeres que no han pasado por el parto.

Igualmente, cabe recordar que independientemente de la edad, pensar en el doble método siempre es una buena opción, sobre todo en el caso de que en ese momento de nuestra vida no tengamos pareja estable, por lo que la ginecóloga concluye insistiendo “en el uso asociado de preservativo”, con cualquiera de los anticonceptivos mencionados.

Click aquí para cancelar la respuesta.