¿Qué hacer si el preservativo se queda dentro o se rompe?

Todos sabemos que el preservativo es uno de los métodos anticonceptivos más seguros, aunque no existe ningún método que sea infalible al 100% (algo que no todo el mundo sabe, como le pasó al personaje de Ross Geller en Friends .

Sin embargo, en muchas ocasiones, el problema del preservativo es que hagamos un mal uso o lo coloquemos mal, y eso suponga algún problema, como que se quede dentro de la vagina o se rompa. Porque sí, los accidentes ocurren, y debemos saber cómo reaccionar ante los mismos, para evitar disgustos mayores.
A este respecto, lo primero que aclara la sexóloga Marina Agis  es que en concreto, en el caso de que el preservativo se salga del pene y quede dentro de la vagina, puede deberse a “momentos esporádicos de pérdida de la erección”, por lo que el preservativo ha podido quedarse “bailando” fuera el pene y quedarse dentro de la vagina. Por esta razón, la sexóloga recomienda esperar a poner el condón cuando el chico tenga “una erección suficientemente estable”.

Si pese a ello, al acabar la relación, vemos que el preservativo no está donde debería lo primero es que no cunda el pánico. “Primero debemos mirar a nuestro alrededor por si estuviera en algún lugar”, puesto que puede que no esté en la vagina, sino enredado entre las sábanas. Si ya hemos descartado que haya ido a otra parte, “lo primero es inspeccionarnos introduciendo los dedos, para ver si realmente está en la vagina”, como apunta la sexóloga.

woman swears perjury
Cuando lo hayamos localizado, podemos intentar sacarlo nosotras mismas, y es que como recuerda Agis “de esta manera nos ayudará ver lo que vamos sintiendo y evitaremos  daños que podríamos tener si lo hiciera otra persona”.

La primera idea es que no cunda el pánico, “y relajarse porque si estamos muy tensas los músculos de la vagina se contraerán y será mucho más complicado”. Igualmente, insiste en que el preservativo, roto o perdido, “no va a ir a ningún sitio ni se va a perder en el interior, no va a pasar del cérvix”.
Aportando más consejos, la sexóloga apunta que “la mejor postura para sacarlo es ponerse de cuclillas con las piernas abiertas y la espalda apoyada en una pared, para estar lo más cómoda posible”. Una vez en esta posición, lubrica tu dedo índice y corazón e introdúcelo en la vagina. Cuando notes el preservativo, utiliza tus dedos como si fuera una pinza y engánchalo con ambos dedos. “Una vez lo has sacado, comprueba que el preservativo está entero, por si se hubiera roto y quedase algún pedazo aún dentro. Si es así vuelve a utilizar la misma técnica”.

Otra pregunta es si es necesario acudir a Urgencias. Si bien no es algo tan urgente, y podemos intentar resolverlo por nosotras mismas, si no somos capaces, sí será cuando será mejor acudir a un centro sanitario a pedir ayuda, y que lo saque alguien por nosotras. Igualmente, si el preservativo se ha roto y no hemos podido localizar todos los fragmentos, también es preferible acudir a Urgencias.

Después de esto, lo fundamental a tener en cuenta es que “cuando un preservativo se rompe o se queda dentro es prácticamente igual que no haberlo utilizado”. De esta forma, si queremos evitar un embarazo no deseado, será necesario tomar la píldora poscoital, a ser posible en las primeras 24 horas.

Otra cuestión a tener en cuenta no son solos los embarazos no deseados, sino los posibles contagios de una infección de transmisión genital. En este caso, habrá que esperar al menos 3 meses (por el periodo ventana para hacerse la prueba correspondiente.

Click aquí para cancelar la respuesta.