¿Qué factores influyen en tu reserva ovárica?

Primero, aclaremos conceptos: la salud ovárica es una tarta en la que influyen muchos ingredientes y la reserva ovárica es una parte de ese pastel, en concreto, se refiere a la cantidad de óvulos que nos quedan en los ovarios, eso que tanto preocupa y no solo porque vayan pasando los años y te plantees una maternidad, sino porque con este ritmo de vida actual, cada vez son más las mujeres jóvenes cuya reserva ovárica se ve mermada…

Y es que sabemos muy poco de la salud de nuestros óvulos, ni de cuántos tenemos y sin embargo hay un sinfín de factores que les afectan cotidianamente. Por ejemplo, ¿sabías que el tabaco influye negativamente en esa reserva ovárica? Pierdes entre un año y medio y dos años de fertilidad si eres fumadora. El café tampoco ayuda: tomar más de 5 tazas de café al día influye negativamente en esa reserva de óvulos. La fertilidad tiene un gran componente genético (si a tu madre se le fue tarde la regla es posible que a ti también te pase) pero nosotros también podemos influir en ella con nuestros hábitos.

Acaba de salir al mercado un test que te permite conocer, desde casa, un pronóstico sobre tu vida fértil: el test toma como referencia el valor de la hormona antimulleriana (AMH) en la sangre y lo hace interactuar con datos biométricos, médicos y de estilo de vida. “El software genera, para cada paciente, un informe exhaustivo y gráfico sobre el estado actual de la fertilidad. La fiabilidad del resultado está entre un 80 y un 93%”, explica Virginia del Rio, de Ivary.

Una vez que solicitas el test en la web, se accede a un formulario online. Cuando recibes el kit en casa debes extraer 5 gotas de sangre del dedo, muestra que se envía posteriormente al centro de análisis. En el plazo de 24/48 horas se obtiene un informe sobre el estado y la evolución previsible de su fertilidad, así como la reserva ovárica. “El proceso completo desde pedir el producto hasta obtener el resultado no va más allá de diez días”, comenta.

ovulosedad
La experta afirma que hay un desconocimiento total sobre la salud de nuestros óvulos: “Un 15% de las mujeres a nivel mundial tiene síndrome ovárico poliquístico (quistes en los ovarios) y más del 70% no lo sabe”. “Esto tiene una repercusión a la hora de tener hijos, incluso en técnicas de inseminación artificial, y normalmente el ginecólogo no nos mira esto, esto no se ve en una simple citología”, comenta.

El test va destinado a mujeres de entre 25 y 44 años: “Antes de los 25 años no se puede hacer, es justo después de esta edad cuando se produce una bajada estrepitosa de la hormona AMH”, aclara.

Como curiosidad, una mujer nace con en torno a 600.000 óvulos y pierde de media unos 1.600 con cada ciclo menstrual. Cuando todavía somos fetos llegamos a tener hasta 6 millones de óvulos y los perdemos casi todos en los últimos meses de desarrollo fetal.

Click aquí para cancelar la respuesta.