¿Qué es la práctica del king out?

Pese a todas las facilidades que nos dan las redes sociales, no siempre resulta fácil encontrar a alguien con quien pasar un rato divertido, alguien con quien te sientas a gusto. Vale, en Tinder puedes ver si te parece atractivo/a físicamente, pero lo que no vas a saber es si, aunque sea sin ningún compromiso, va a ser la persona idónea para que te acompañe en una tarde tonta de manta y peli, con algún orgasmo de por medio.

Los amigos con derecho a roce aparecieron justo para eso, para sofocar algún que otro incendio, pero para poder tener además una charla tonta, o incluso compartir silencios. La cuestión es, ¿hay un punto intermedio entre ser amigos y ser “follaamigos”?

Parece que sí, porque ahora la conocida práctica king out ya no es solo tendencia entre adolescentes, sino también entre grandes amistades. “El king out es una nueva tendencia que consiste en abandonar o prohibir el coito durante la relación sexual, es decir, que el ‘rey’ queda fuera”, explica la sexóloga María López.

Close up photo of cheerful young couple

Lo positivo de esta idea, según la experta es que “nuestra manera de concebir las relaciones eróticas es coitocentrista, por lo tanto, esta denominación es mucho más acertada, e incluso podríamos decir que crítica a esta forma tan reduccionista de tener relaciones sexuales”.

En realidad en king out tiene mucho que ver con lo que siempre se ha conocido como peeting, es decir, el roce de los genitales con la ropa puesta, para la búsqueda del placer o de incluso el orgasmo, ya que no hay que olvidar que muchas mujeres consiguen llegar al clímax a través del roce del clítoris, más habitualmente que con la penetración vaginal.

Además, el llamado king out, según la experta “incluye besos, caricias, abrazos, masturbación de la propia persona y de la pareja, juegos eróticos con plumas u otros objetos…Todo lo relacionado con el placer de disfrutar del cuerpo de la otra persona”.

¿Y qué supone poner de moda el king out entre amigos? Al fin y al cabo, como expone López, “Las caricias son  una manera de expresarnos, un medio de comunicación a través del tacto”. De esta forma se entiende que la afectividad entre dos amigos, igual que se muestra con un abrazo, puede mostrarse con un roce un poco más íntimo, sin llegar al momento a veces “raro” de vernos desnudos. Todo depende de cómo queramos interpretar ese momento, si como una simple necesidad de contacto físico, o como un cambio en la situación de nuestra relación.

Respecto a los beneficios del king out, aparte de que obviamente se evita el riesgo de embarazos no deseados, pasan sobre todo por un mayor bienestar mental.  “Por lo general, si los límites están bien definidos, puede mejorar la autoestima, la seguridad en la persona, las habilidades de seducción y el estado de ánimo”, asegura López. Aun así, también advierte de que “puede tener sus inconvenientes”, los cuales “vendrán definidos por el tipo de relación que se tiene y de personalidad de la otra persona”.  Obviamente, aunque hayamos hablado antes del tema y hayamos dejado claras las implicaciones de estos “roces íntimos”,  la sexóloga recuerda que “puede que el mayor riesgo sea que una de las personas se implique más que la otra”.

Click aquí para cancelar la respuesta.