¿Qué es eyaculación femenina y qué es squirting?

Seguramente lo hayas visto en alguna oferta de cursos: taller de eyaculación femenina. O quizás hayas visto alguno de los vídeos que pululan por Internet, en los que se ve como un chorro de líquido al más puro estilo Niágara sale de la vulva de una mujer. Pero, ¿de qué estamos hablando? ¿es lo mismo eyaculación femenina que squirting o son dos cosas diferentes? Echamos mano de la sexóloga María Escaplez para salir de dudas. Esto es lo que nos cuenta:

“El squirting no es lo mismo que la eyaculación femenina; lo primero solo lo pueden hacer unas pocas mujeres; lo segundo, todas. El squirting es la expulsión de un líquido compuesto por varias sustancias, notablemente abundante y visualmente similar al agua, puesto que es incoloro e inodoro. La eyaculación femenina es una sustancia más viscosa y no siempre visible”, explica.

Playful hand

El squirting está de moda y muchas chicas y parejas en general buscan aprender la técnica para hacerlo. ¿Por qué? “No sé, ellos/as sabrán, pero las personas que suelen acudir a mí para que les aconseje y les ayude a lograrlo suelen creer que con eso su nivel de satisfacción sexual va a ser mucho mayor. Cuando llegan con estas expectativas pienso en todo menos en darles las pautas para hacer un squirting, y no es que no las conozca precisamente. Si alguien permite que su placer dependa de alcanzar un objetivo, lo que hay que hacer no es darle las pautas para que intente conseguirlo, si no hacerle ver que su placer no tiene por qué depender de lograr ese objetivo, ya que esto aumenta las probabilidades de generar ansiedad y frustración”, aclara la sexóloga.

Pero, ¿el squirting da más placer sexual? “No se disfruta ni más ni menos, se disfruta igual que si no sabes hacerlo, a menos que te ponga como una moto el tema, pero el hecho de hacerlo no hace que tu orgasmo sea mucho más intenso o placentero. Es más, el squirting puede darse sin que haya un orgasmo de por medio, solo con niveles altos de excitación”, añade.

Existen técnicas para lograrlo, como la estimulación del punto G, aunque no a todas las mujeres les funciona: “En mi caso me funciona estimulándome el clítoris, no el punto G. Cada mujer tiene un cuerpo totalmente distinto y por mucho que nos repitan hasta la saciedad que X técnica funciona al 100% para conseguir un objetivo concreto, tenemos que tener muy presente la increíble variedad de formas de funcionar que tiene el ser humano. Lo importante para descubrir qué es capaz de hacer tu cuerpo es ponerlo a prueba tú mismo/a a tu manera. Nadie mejor que tú sabe qué te produce placer y cómo puede reaccionar tu cuerpo ante las distintas estimulaciones”, analiza.

Pero no nos olvidemos: squirting o lo que sea, el placer no debe depender de alcanzar uno u otro objetivo.

Click aquí para cancelar la respuesta.