¿Qué día de la semana es el mejor para tener sexo?

Tras leer este titular probablemente estés pensando que “todos los días son buenos para un revolcón en condiciones”. Ya, pero sabes que lo de practicar sexo a diario no es la realidad de la inmensa mayoría de los mortales que se tienen que conformar con un encuentro semanal (en concreto, y según señaló el último Informe Durex, hablamos del 73% de los españoles).

Si se te van acumulando las jornadas de insatisfacción ve echando cuentas porque es posible predecir con cierta exactitud cuándo mantendrás relaciones sexuales esta semana, y el día en que probablemente no haya acercamiento.

Sábado noche: en tu casa o en el coche

Tanto la escasez como los excesos sexuales son una de las grandes preocupaciones de muchas parejas y, bien lo sabes, uno de los principales motivos de tensiones e incluso algún que otro conflicto. No te ansíes que hay un momento clave en el que podrías gozar de un sexo de escándalo. Al menos así lo ha determinado una reciente encuesta elaborada por el sitio web de citas IllicitEncounters.com según la cual el día y la hora en la que el porcentaje de personas que aseguran practicar sexo es mayor en la noche del sábado, concretamente a las 22:24.

Tras una dura semana de trabajo, estreses, mal humor y agotamiento en la que terminas la jornada con más ganas de tumbarte en el sofá que de encaramarte a tu pareja para practica sexo salvaje, no es de extrañar que ese día libre en el que podéis disfrutar de algo más de intimidad sea el idóneo para poneros manos a la obra. Es más, son muchas las personas que tienen en mente que llegados a casi el cierre de la semana ‘ya toca’. Y, no nos engañemos, para quienes no tienen pareja, el sábado también es el momento ideal para salir a conocer gente y, si hay suerte, examinar bien de cerca su cuerpo desnudo y retozar de lo lindo. Sin lugar a dudas el día más cómodo y despreocupado de la semana, pero ¿es realmente el adecuado?

Couple making out in kitchen

Ojo: no es el mejor día

Y, para asegurar esto, la ciencia ha analizado a conciencia nuestros instintos animales. Aunque nadie niega que el sábado nos encontramos más liberados de estreses, un estudio realizado en la británica London School of Economics and Political Science señaló que estamos en nuestras plenas capacidades para disfrutar de un encuentro sexual intenso y placentero los jueves por la mañana.

Nada de esperar a la noche, los investigadores encontraron que es justo los jueves cuando nuestro cuerpo produce hormonas de manera más activa, alcanzando el pico máximo de libido a primera hora. Al parecer, los niveles de testosterona masculinos se encuentran en su apogeo semanal y los de estrógenos se llegan a multiplicar por cinco en las mujeres, por lo que en este instante –al menos en el caso de las parejas heterosexuales– se da una sincronización absoluta de manera natural.

Ardientes de deseo y hasta arriba de hormonas, este es el día de la semana en el que verdaderamente todos podemos disfrutar y demandar una sesión de sexo increíble.

Los martes, olvídate

Ya sabemos cuál es el momento ideal, pero, ¿cuál será el peor? Cierta controversia entre los diferentes estudios realizados hasta el momento ya que, mientras la mencionada encuesta señala los lunes como el día menos proclive para practicar sexo afirmando apenas un 1% de los participantes gozan de algún encuentro el primer día de la semana, los investigadores de las Universidades de Cambridge y Edimburgo señalaron que los martes son los días menos indicados para buscar jarana en la cama. Y no es de extrañar ya que un reciente experimento publicado en la revista Science of Us señaló los martes como el día de la semana que la mayoría de las personas sienten como el más largo y tedioso de todos.

Un momento: ¿y si le das una vuelta a ese peor día de la semana y lo conviertes en una jornada estupenda añadiéndole un poquito de sexo? Está bien saber que los jueves no valen las excusas, pero no te hagas líos con el calendario y disfruta de los beneficios para tu salud de mantener relaciones sexuales, sea sábado, domingo o martes.

Por la mañana, en la hora de la siesta o cuando caiga la noche, seguro que invertir esos minutos –por pocos que sean– en disfrutar de agradables placeres carnales terminan por compensarte.

Click aquí para cancelar la respuesta.