¿Puedo quedarme embarazada tomando la píldora?

Todos hemos oído alguna vez, aunque sea en las películas, sobre una chica que se ha quedado embarazada pese a utilizar un método anticonceptivo. ¿Es esto posible o solo pasa en la ficción? Lo cierto, es que como cita la psicóloga especialista en sexualidad y pareja, Marta Ibáñez ,“no hay ningún anticonceptivo seguro al 100%, aunque los porcentajes de eficacia son muy altos”.

Explicando este dato con más detalle, Ibáñez asegura que “la eficacia de un anticonceptivo se mide con dos valores, la eficacia en uso perfecto que digamos que sería la probada en laboratorio y la eficacia en uso típico, que tiene en cuenta factores que se presentan habitualmente en su utilización y que pueden reducir la eficacia”. Y es que, muchas veces, los problemas con los anticonceptivos se deben a errores que cometemos sin darnos cuenta.
En el caso de la píldora anticonceptiva, uno de los errores más frecuentes es olvidar alguna de las pastillas, algo a lo que no siempre prestamos la atención suficiente, y que puede suponer un disgusto. Marta Ibáñez aclara que “se considera un olvido cuando pasa de las 12 horas de nuestra hora habitual”, aunque en realidad, hay más riesgo de un embarazo deseado  si han pasado 24 horas o  si se ha olvidado más de un comprimido.  Eso sí, el prospecto indica claramente qué hacer en estos casos.

Si el olvido es en la primera semana, hay que tomar el comprimido olvidado tan pronto como sea posible y usar preservativo los 7 días siguientes, aunque pese a ello, si se han tenido relaciones sexuales la semana anterior, existe riesgo de embarazo. Si ha sido en la segunda semana, tomaremos el comprimido olvidado sin mayor problema y si es en la tercera tendremos dos opciones. O bien tomar el comprimido olvidado y en vez de hacer los siete días de descanso, empezar el siguiente blíster sin descansar, o bien no tomar ese comprimido y hacer como si ese olvido fuera el primer día de los 7 de descanso.

Contraceptive Pills.

Pese a que las instrucciones son claras, Marta Ibáñez insiste en que el problema de fondo es que “que las mujeres no saben qué hace la píldora exactamente, por qué no se puede olvidar, qué ocurre en caso de olvido, quizás también el médico debería contarlo con más exhaustividad”. Igualmente, añade que “si se es una persona despistada, se viaja mucho, se sufre estrés o cambios de horario frecuentes es mejor optar por otro método anticonceptivo, como el anillo vaginal”.

Esa puede ser también una alternativa para las mujeres que suelan tener problemas de estómago, ya que las diarreas o los vómitos, si son poco después de tomar el comprimido, también pueden provocar que la píldora pierda su efecto.

Ojo, que puede haber problemas con otros medicamentos

Aunque sin duda, uno de los problemas menos conocidos es la interacción con otros medicamentos.  Lo que ocurre, en palabras de Ibáñez es que “el medicamento puede dificultar la absorción del anticonceptivo mientras se está tomando, así que simplemente hay que utilizar otro método anticonceptivo, mientras se tome el medicamento”, generalmente el preservativo. Los casos más comunes son los antibióticos y los medicamentos para la infección de orina, aunque hay más indicados en los propios prospectos, según la experta.  Por ello, lo que siempre que hay que hacer es consultar al médico o al farmacéutico sobre posibles interacciones y tomar precauciones al respecto.

En cuanto a cuál es el método más seguro para evitar embarazos no deseados, sin duda, la opción es optar por el doble método, es decir, usar anticonceptivos hormonales y también algún método barrera como el preservativo. Así se evitará que haya riesgo en caso de errores y  además nos evitará también el contagio de posibles infecciones de transmisión genital.

Click aquí para cancelar la respuesta.